OPINIÓN
NUESTRA HISTORIA

El final de la década de los setentas fue para Genaro Zuviri Acosta, fundador del Periódico Zu-Noticia, la época propicia para iniciar por cuenta propia la actividad periodística, después de haber laborado por algunos años en otros medios de comunicación impresos.

Así, se comenzó a elaborar un modesto semanario que se denominó “El Huasteco”, el que propiamente se desarrolló como un proyecto de familia. Paulatinamente se fue involucrando a tres de los cuatro hijos. Uno revisaban la ortografía, otro recortaba los textos escritos a máquina y en columnas y las pegaba sobre una cartulinas previamente diagramada al tamaño de dos páginas, mientras que otro más se dedicaba a “cabecear”, despegando letra por letra del pliego de logotipos y acomodándolas de tal manera que se fuera hilando la oración; en tanto, Genaro Zuviri Acosta, convertido en editor, se dedicaba a escribir lo que había recopilado de información durante seis días, para posteriormente llevarlo a la Ciudad del Mante Tamaulipas en donde se hacía el proceso de impresión.

La rutina de escribir, quizá como una manera de trabajo simplemente, a través de los años se fue transformando en esa pasión que adquieren los comunicadores cuando escriben para informar a una sociedad y conjuntamente comenzó el sueño de pensar en ello, no obstante la carencia de recursos económicos, en construir un gran periódico diario de cobertura regional.

Durante 14 años, se albergó la idea de darle forma a una empresa que además sirviera como patrimonio familiar. Durante ese tiempo, hubo alguna ocasión en que la maquinaria, una prensa plana, en la que se maquilaba el semanario, pudiera ser adquirida en una sociedad que por una etapa se formó entre Genaro Zuviri Acosta, David Flores y Ricardo Figueroa, todos ellos pioneros del periodismo en Cd. Valles y que en grupo llegaron a editar un periódico, sin embargo, no se concretó la compra, tampoco duró mucho tiempo esa sociedad; cada quien formó su propio medio.

Aunque su hijo, Genaro Zuviri González, desde secundarista y posteriormente como estudiante de educación media superior y después en la superior, estuvo incorporado de manera activa en ese proyecto, fue hasta 1987, al concluir con la carrera, cuando se agrega de tiempo completo a esa actividad para fortalecer la idea de convertir esa actividad en una empresa formal.

Así, en 1992, con un crédito de Banrural se adquiere la primera maquinaria, una prensa plana Harris tamaño ocho cartas, misma que fue instalada en Aquismón, S.L.P., lugar de residencia familiar, y a la par, se iniciaron los trámites de solicitud de licitud tanto de título como de contenido ante la Secretaría de Gobernación, y de Derechos de Autor ante la Secretaría de Educación Pública. Desgraciadamente el nombre que tenía el periódico “El Huasteco”, fue rechazado por causar una posible confusión con algún otro medio que seguramente tendría un nombre parecido. Con este antecedente, el 23 de Septiembre de 1993 se continúa en la actividad bajo el membrete de Periódico “Zu-noticia” que hizo el intento número uno de convertirse en el primer diario de la Huasteca Potosina en la región sur. Intento que duró casi un año, hasta que la devaluación que inició en 1994 y que tuvo su repercusión en 1995, los sumergió en una profunda crisis económica, que en conjunto con la fuerte competencia, los obligó nuevamente a retroceder hasta el semanario y buscar alternativas, tanto para mantener vigente el proyecto como para subsanar los compromisos económicos adquiridos, principalmente con la banca que con la devaluación se había triplicado el monto crediticio y que se terminó de pagar hasta 1998.

Así, en agosto de 1996 el Periódico Zu-Noticia, inicia actividades en Huejutla de Reyes, Hgo. En donde se comenzó con una periodicidad semanal. Un año más tarde incrementa su actividad imprimiendo el medio dos veces por semana y dos años después se logra que circule tres veces por semana, logrando en esta etapa una circulación de más de mil periódicos por ocasión. Hacia el 2001 se tomó la decisión de imprimir diariamente el periódico, descansando un día a la semana, sin embargo, dado el incremento que ya andaba cercano a los dos mil periódicos diarios y por las características de la máquina en la que se imprimía por un lado del papel lo de cuatro páginas, y luego se regresaba el papel a la máquina para imprimir otras cuatro páginas por el otro lado, y posteriormente se cortaba para finalmente intercalarlo manualmente ocupando para ello las banquetas de las oficinas, prácticamente se utilizaba toda la noche para concluir el proceso, que junto con el incremento de páginas que se dio de 12 a 16, se marcaba la necesidad de darle paso a una etapa más del proyecto y se comienza con la construcción de lo que ahora es el edificio que alberga tanto los talleres como las oficinas del periódico, ubicadas en Morelos 18 – B Zona Centro, y quizá apurados por la proximidad de la competencia, aún en la etapa de construcción de lo que serían los talleres, se instaló la nueva maquinaria moderna con la que el periódico Zu-Noticia logró salir con 24 páginas, con color en la portada y contra portada y reduciendo de 6 a una hora el proceso de impresión, consolidándose de esta manera en el periódico de mayor circulación en la Huasteca Hidalguense. Logrando así ser el segundo periódico de importancia del Estado de Hidalgo. Medio año después de esa que para quienes han estado desde los orígenes, se consideró como toda una hazaña, se dejaron las oficinas rentadas en Cuauhtémoc No. 12 de la Colonia Capitán Antonio Reyes, para ocupar en una segunda planta el lugar desde donde quedó claro que los planes aún no concluyen.

En el 2002, después de consolidarse en Huejutla, se dio pase a otra etapa más que fue la de abrir la sección de Tamazunchale en donde al cabo de poco tiempo igualmente lograron convertirse en el periódico más leído en la Huasteca Sur del Estado potosino, y actualmente estamos en la fase de ubicarse como una alternativa fuerte en Cd. Valles y la huasteca norte de San Luis Potosí. El gran orgullo de este proyecto, es haberse levantado desde donde la carencia de recursos y los obstáculos respectivos los mantenían y llegar hasta donde actualmente están, con la frente en alto, sin pasado que los avergüence, pero lo más importante es haber conservado desde los inicios una línea de apertura y de respeto a la vida privada, sin faltar nunca los condimentos de la verdad y de la objetividad. Desgraciadamente el fundador, no logró ver la consolidación de su proyecto. En los noventa´s una enfermedad lo fue mermando hasta que en Julio del 2001 falleció, pero se llevó la seguridad de que así sería al conocer a un equipo de compañeros entusiastas, que trabajaron con emoción, que se involucraron hasta hacer posible el sueño de convertir al Periódico Zu-Noticia, en un gran diario regional.