OPINIÓN
APRECIACIONES
REDACCIÓN

Cerca de 200 millones de pesos la inversión federal que este año se aplicará en el municipio y con lo cual se esperaría sean atendidas las prioridades de la cabecera municipal y de la zona rural. El monto de los recursos anunciados por el alcalde Baldemar Orta desde Ciudad Valles, donde ayer se hizo la entrega de las carpetas a cada municipio por  parte del gobernador Juan Manuel Carreras, solo es el monto neto a recibir, pero que aun debe esperarse se incremente en la mezcla de los recursos que el alcalde pueda acordar con otras dependencias tanto federales como estatales y de esta forma si es posible incrementarlo en un cien por ciento.

Es sabido que la bolsa de recursos que llega por si sola, no resuelve en alguna forma todas las necesidades, por lo que complementarla con las inversiones de otras dependencias ayuda, como se espera ocurra en Rancho Nuevo, donde los pobladores gestionan un puente que aseguran ya se les aprobó por una dependencia estatal pero requieren de la participación del municipio para concretarlo, a lo que el alcalde Baldemar Orta, les aseguró que ante acciones como esa de los mismo pobladores no había más que entrarle. Esta comunidad en este año según las proyecciones del alcalde podrían recibir varios beneficios, entre ellos la pavimentación de algunas calles, la mejora de un cercado para el panteón o rehabilitación de una bodega comunal, que son de las peticiones que se le formularon en su última visita.

El alcalde muestra al menos que tiene el interés de avanzar en temas que se han considerado como prioritarios para la sociedad y reflejo de ello quizá fueron las inauguraciones que hizo de los parques recreativos en Loma Bonita y Buenos Aires, que son ahora espacios de esparcimiento y deporte para los ciudadanos de la cabecera municipal. El caso del jardín Juárez que aun tiene pendiente una etapa más, con la celebración de la primera Huapangueada, deja reflejado que también es un área que la población podrá disfrutar al aire libre y en familia, faltará nada mas que los diferentes departamentos organicen actividades que puedan permitir a las familias aprovechar de mejor manera estas áreas.

En el caso de la calle Juárez, también es una obra, que aun cuando ha sido cuestionada por los tiempos requeridos para su realización, finalmente hay que apreciar que no solo fue un parchado de calle, sino que se procuró hacer una rehabilitación integral por dentro y fuera, pues una queja constante eran ahí, además de los baches, las fugas de agua que obligaban a romper el pavimento de manera constante, ahora con el cambio de tubería o introducción en algunos casos de los tubos donde no había, con las conexiones de las familias al sistema de agua y con el bacheo, y re encarpetado de la avenida, así como la colocación de banquetas y luminarias se esperaría también que la obra se aprecie de mejor manera y se valore en el servicio que brindará a la población en general.

ARTÍCULOS RELACIONADOS POR ETIQUETA