OPINIÓN
APRECIACIONES
REDACCIÓN

A pesar de que el fallo resultó a su favor, maestros de los colegios de bachilleres permanecen en la duda del cumplimiento de las demandas presentadas ante la dirección general de colegios de bachilleres en el estado. Pero además en este sentido, los docentes temen que se lleven a cabo represalias y que sobre todo se les haga trabajar durante algunos días del periodo vacacional, lo cual no están dispuestos a hacer. En este mismo sentido, se teme que además el líder sindical en el estado Alfredo Moreno, haya tomado “acuerdos” por debajo del agua  y solamente se estén tranquilizando los ánimos de los docentes de manera momentánea.  

Las acciones que realiza la dirección de seguridad pública municipal de Huehuetlán no son las mejores, sobre todo cuando son los mismos funcionarios quienes se quejan del mal “trabajo” que llevan a cabo, por decirlo de alguna forma, y es que la ausencia de los uniformados cuando más se les necesita ha sido el clamor de los pobladores y como ejemplo es que el pasado fin de semana se registraron dos casos de violencia familiar, uno de ellos en el ejido Tazaquil, que aun cuando pertenece al municipio de Coxcatlán, por su cercanía acudieron a solicitar el apoyo a la corporación de la delegación de Huichihuayan en donde a pesar de que en dos ocasiones acudieron en su auxilio, estos no apoyaron a los afectados, y durante la misma tarde del domingo en la zona centro de la delegación municipal, se llevó a cabo otro problema de violencia familiar en donde hasta destrozos a un automóvil se registraron y los agentes hicieron caso omiso a los llamados de auxilio. Todo eso ha dejado mucho que desear, sobre todo cuando solamente se limitan a brindar vialidad en una rúa, lo cual no deja de ser importante en el sentido de protección al transeúnte, sobre todo estudiantes,  aunque hay quienes opinan que para mayor seguridad de los transeúntes deberían de existir vibradores y no agentes policiacos, para que estos mejor puedan moverse a los llamados de auxilio.

 

Otros que han dejado mucho que desear en materia de seguridad, son los policías comunitarios de Tanlajás, aunque estos no por la falta de ganas de trabajar sino de apoyo por parte de la administración municipal, ya que estos se decepcionaron desde que durante la pasada feria del piloncillo lo que sufrieron fueron unas mal pasadas al encontrarse comprometida la cena por parte del ayuntamiento durante cada día de trabajo, la cual nunca llegó, al menos durante los cinco días en que se celebraron los eventos, generando molestia en los comunitarios quienes desde entonces se desilusionaron y dejaron de llevar a cabo las acciones correspondientes a su cargo.  

ARTÍCULOS RELACIONADOS POR ETIQUETA