OPINIÓN
APRECIACIONES
REDACCIÓN

Buena respuesta tuvo de parte de los vallenses el evento realizado por la Cruz Roja delegación Ciudad Valles en coordinación con el ayuntamiento municipal, con la finalidad de recaudar recursos para la benemérita institución, prácticamente en la recta final de la colecta que en esta ocasión tuvo una duración de poco más de dos meses.

Lamentablemente a decir del patronato, las cifras de lo recaudado aún estaban lejos de llegar a la meta trazada, por lo que los esfuerzos que deberán de realizar durante estos últimos días son mucho más grandes, ya que del dinero recaudado, depende mucho la operatividad de la institución durante el próximo año.

 

Tal vez sería importante la creación de una estrategia un poco más agresiva por parte del patronato, en el sentido de generar a lo largo del año una serie de eventos que los apoyen para la recaudación de más recursos, y no solo concretarse al tiempo que a nivel nacional les marcan para poder solicitar el apoyo de la población.

 

Y es que de acuerdo a los lineamientos de la institución, son determinadas fechas en el año cuando se tiene autorizado la realización del “boteo” como parte de una dinámica que se implementa en todo el país, situación que hasta cierto punto los limita.

 

Ciudad Valles ahora ya convertido y en creciente demanda de turistas, bien podría ser aprovechado no solo por la Cruz Roja, si no por otras instituciones como Bomberos, para de manera coordinada con empresarios o el mismo gobierno, ofrecer algún tipo de espectáculo a beneficio en diferentes meses del año para generar un extra que buena falta les hace, y por otro lado darle mayor variedad a lo que se le puede ofrecer a los visitantes.

 

La tan platicada reparación del puente El Cascabel, que a decir del gobierno estatal tendrá un costo superior a los 20 millones de pesos debería de contar con un ente que se encargue de auditarla, o por lo menos alguien que les eche un ojito a lo que están haciendo y si esto es lo que se necesita, pero sobre todo que lo que le realicen en verdad cuesta más de  20 millones de pesos.

 

Y es que a decir de personas que tienen que transitar por ese lugar constantemente, desde los inicios de las reparaciones, lo único que se ha visto es que los trabajadores retiraron la tierra que se había salido de la estructura y comenzaron a colocar las escamas que se cayeron, como quien dice nada más la estaban parchando.

 

Dicha situación que a simple vista se ve que no le aplicaron mayor ciencia ni recurso, no le está dando buena espina a quienes pasan por ahí, y más porque a simple vista ya se ve como en grandes áreas de la estructura del puente se observan prácticamente árboles que salen de las escamas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS POR ETIQUETA