OPINIÓN
APRECIACIONES
REDACCIÓN

Tal parece que los mensajes generados a través de los discursos de los niños presidentes siguen dando de qué hablar, al menos en las redes sociales, ya que son varios los alumnos que les han dicho “sus verdades” a los políticos, sobre todo a los gobernantes lo cual llama la atención de quienes los escuchan por ser precisamente niños quienes “alzan la voz”.

Sin embargo siguen siendo discursos escritos por personas que persiguen fines distintos a la lucha social, con la cercanía de los procesos electorales, se vuelven instrumento en muchas ocasiones para hacer señalamientos hacia quienes ejercen el poder escudados en que al tratarse de niños  no habrá de ser reprendido, ni sancionado a diferencia de un adulto que ocupa un cargo o trabaja dentro de la función pública.

Una serie de quejas han surgido a raíz de la asignación de las nuevas paradas para transporte público en la calle Juárez, debido a que muchos de los transportistas dicen desconocer en donde les corresponde, o simplemente prefieren ignorar las indicaciones y siguen levantando pasaje en donde les dé su regalada gana.

Ante esto los elementos de tránsito municipal han tenido ya algunos roces con los conductores al reprenderlos por no acatar las disposiciones, además de la molestia de los pasajeros que no comprenden la medida en sí, sin embargo es responsabilidad de los representantes de cada ruta el explicar y hacer entender a sus agremiados las disposiciones que finalmente se instauraron para mejorar la vialidad en la congestionada arteria vehicular.

En el caso de TUPA se mandó a imprimir la lista de paradas que se tienen en la zona urbana para colocarlas en las unidades y que la gente esté enterada de los cambios sobre ascenso y descenso, lo cual ha sido bien tomado y rápidamente se ha asimilado por parte de los usuarios del servicio urbano, a diferencia del transporte mixto y rural.

En esto se tiene que reconocer la buena decisión de tránsito municipal que se ha aventado el paquete para que se acaten las disposiciones, sin embargo en donde no parece estar funcionando el cambio que se aplicó fue en la zona centro ya que con el cambio de sentido de la calle Amado Nervo, ahora los taxis que deben circular nuevamente en sentido contrario se encuentran con los microbuses y con los vehículos que circulan hacia el crucero, lo que genera un embotellamiento y el riesgo de que se pueda registrar un accidente por la falta de espacio para circular.

Sin duda es necesario valorar el invertir nuevamente el sentido para que exista una salida hacia el boulevard para los taxis y demás vehículos lo cual parecía estar funcionando y se desconoce la razón por la cual se decidió dar marcha atrás.

ARTÍCULOS RELACIONADOS POR ETIQUETA