OPINIÓN
APRECIACIONES
REDACCIÓN

Al parecer una vez más un protagonista de Morena en calidad de ex autoridad de los Tamarindos, y según los vecinos en estado inconveniente se presentó a la asamblea que se celebraba el pasado domingo por la tarde para la renovación de las autoridades de la delegación y exigió ser considerado en el nuevo comité. A su ya estilo personal de realizar las cosas, argumentan los vecinos comenzó a descalificar a todo mundo con palabras altisonantes, lo que motivó molestia en los presentes.

Los vecinos lamentan que sean figuras como estás las que pretendan erigirse en los rectores de la conciencia social, cuando lo que más exhiben es no tener ni conciencia de lo que hacen y luego cuando se les señala por lo mínimo se tiran al piso en argumentos de agresiones, que en muchos de los casos no llegan ni a simular siquiera la forma de conducirse y descalificar de ellos.

 

Tamazunchale sin duda requiere de liderazgos que lo guíen para generar la mejora, para proponer cambios como en su momento lo llegaron a hacer figuras como Bernardo Hernández y un grupo de profesionistas que presentaron propuestas de desarrollo, que explicaron incluso la forma de lograrlo, y aun cuando no fueron escuchados o tomados en cuenta, no se ocuparon de estar descalificando a todos o haciendo escandalo público por la nimiedad que ocurriera. Se ocuparon de sus actividades profesionales y se mantienen buscando los mecanismos que permitan ayudar en el desarrollo del municipio sin necesidad de reflectores y decirse perseguidos. Gente seria afortunadamente si existe en el municipio, lamentablemente también hay muchos protagonistas que con insultos, con descalificaciones y agresiones verbales se pretenden hacer, como en el caso de los Tamarindos de representaciones que la misma sociedad les niega.

 

En el tema del congestionamiento vial que se ha presentado en los últimos días, la situación se reconoce tiene que ver con los trabajos de la calle Juárez y quizá de algunas malas planeaciones en la ejecución de la obra, pues se abren los carriles sin la prevención de rutas alternas que permitan dar fluidez al tráfico y el pasado fin fue de esas ocasiones pues los vehículos llegaron hasta Buenos Aires e Ixtlapalaco, aunque por la ruta del Carmen no había tantas unidades.

 

La preocupación para algunos comercios establecidos sobre la Juárez, es porque los tiempos ya se prolongaron sobre lo establecido y aprecian apenas se han avanzado los trabajos de la introducción del drenaje y sistema de agua, pero aun falta el bacheo y encarpetado, que finalmente era el tema principal, lo cual significa que aun faltarán un par de semanas para concluir, con lo que el problema vial se espera que continúe. En descargo, algunos de ellos aprecian bien que las banquetas se alzaron sobre el nivel de la calle, con lo que esperan que el agua en tiempos de lluvia no penetre a sus negocios con antes, y esperan que los trabajos de drenaje evite las constantes fugas que anteriormente se registraban.

ARTÍCULOS RELACIONADOS POR ETIQUETA