Con sacrificios papás lograron que sus hijos fueran ingenieros

 

Con esfuerzo logran culminar sus carreras.

 

 

El pasado viernes 10 de febrero, Salomón Martínez Félix y Vianey Bautista Martínez, originarios de Tanlajás y de Tanquián de Escobedo respectivamente, culminaron sus estudios profesionales como ingenieros en el Instituto Tecnológico de Ciudad Valles (ITV) pero, sus padres así como ellos mismos, tuvieron que realizar sacrificios para ver cumplido ese sueño.

SALOMÓN MARTÍNEZ Félix abraza a sus padres José Martínez y Eva Félix tras haber culminado sus estudios

 

Salomón Martínez de 29 años de edad, originario de Nuevo Cuaitzén culminó la carrera de Ingeniería en Sistemas Computacionales en el ITV pero, tiempo atrás optó por sacrificar algunos años de su vida metiéndose en el CONAFE por dos años, con tal de obtener una beca de mil 240 pesos por mes por seis años, recurso de donde financió parte de sus estudios.

 

Tuvo que rentar una casa en Valles y adquirió una motocicleta a crédito en la cual en ocasiones iba y venía hasta Tanlajás con los riesgos que ello involucraba.

 

Su padre, José Martínez Santiago tiene 68 años de edad, en total tuvo con Eva Félix Guadalupe nueve hijos, fue soldado por 9 años de 1955 a 1964 pero por no contar con estudios fue dado de baja por mandato presidencial en ese año.

 

Actualmente, a pesar de que busca trabajo ya no lo contratan por su edad y se dedica en sus parcelas a sembrar mientras que su esposa trabaja haciendo costura ajena, elabora pan y hace bolsas tejidas de dónde saca para vivir.

 

Recuerda Eva Félix que, cuando sus hijos eran pequeños se veía obligada a salir de Tanlajás a Valles para trabajar “yo lloraba porque salía a la ciudad, me iba lejos a trabajar y yo quería estar con mis hijos pero tenía que salir para buscar para comer y ahora me da mucho gusto que mis hijos quieran estudiar porque no todos quieren” dijo lo anterior ya que tiene un hijo que es Ingeniero Industrial, una licenciada en Informática y otro hijo trabaja y estudia en Nuevo León.

 

La más chica de 11 hijos es ingeniero

Vianey Bautista Martínez de 22 años de edad, es originaria del ejido la Sagrada Familia perteneciente al municipio de Tanquián, sus papás no tienen estudios pero es la tercera de la familia que tiene una profesión; “no tengo palabras de como agradecerles de todo el esfuerzo y el apoyo que ellos hicieron para que obtuviera mi carrera” dijo,  además, es la más chica de 11 hijos.

 

La joven culminó sus estudios en Ingeniería Ambiental, tuvo que rentar una casa en Valles, trabajaba sábados y domingos en una tortillería y entre semana en una oficina de la zona centro de donde sacaba para financiar sus gastos.

 

“Mis hermanos me apoyaron, nunca me dejaron sola, hubo momentos donde pues nos íbamos a la ruina y nos volvíamos a recuperar” expresó, pero también dijo estar orgullosa de su papá de 70 años porque “a su edad tuvo la fortaleza de apoyarme en todos los momentos que le pedí”.

 

Su padre, Dionisio Bautista Concepción tiene 70 años de edad, siembra en sus tierras maíz, frijol de sarabando, calabaza, plátano, para comer y vender “a veces sale y a veces no”.

 

Ambos jóvenes hicieron sus proyectos de residencia en el ITV, en el caso de Vianey, aún le falta pagar su titulación pero trabajara para juntar el dinero mientras que Salomón tiene varias opciones de trabajo en la ciudad de Monterrey en desarrollo de software y en sus planes no está previsto quedarse en la región porque a su consideración no se paga bien, es mucha la presión y no se tienen las prestaciones que existen en la ciudad regia.

 

Vianey y Salomón fueron dos de los 213 jóvenes que el pasado viernes 10 de febrero se graduaron de manera oficial en la ceremonia realizada en el gimnasio-auditorio de dicha institución.

ARTÍCULOS RELACIONADOS POR ETIQUETA