Pese a que se había anunciado la posible visita del dirigente estatal del Partido Acción Nacional al municipio de Coxcatlán, Xavier Azuara no se hizo presente en el lugar, lo cual fue tomado como una grosería de su parte ya que solamente arribó al  lugar el diputado local Héctor Mendizabal, quien además no fue del todo puntual y por poco llega solamente a entregar los obsequios que llevaba y que fueron entregados a las madres de familia y niños de las simpatizantes del blanquiazul quienes a pesar de lo pequeño lo recibieron con alegría, sobre todo las ganadoras de las despensas rifadas.

En el mismo municipio de Coxcatlán la comisión federal de electricidad debería de llevar a cabo los trabajos de rehabilitación de todo el sistema eléctrico que abastece al municipio, y es que además de que tiene decenas de años, este no ha sido modificado y el número de habitantes si, lo que lleva a que este sea obsoleto para la ciudadanía y durante cada temporada de tormentas se tengan que quedar sin el servicio correspondiente durante muchas horas y a pesar de que el problema mayor durante el día de ayer fue en el poste que precisamente reporta protección civil como riesgoso para los pobladores del Barrio Tlahuelompa, los trabajadores de la paraestatal solamente hicieron las reparaciones al transformador y se retiraron del lugar sin comprometerse a retirar el poste a punto de caer sobre seis viviendas y una iglesia.

En Tanlajás el comercio sigue sin novedad a pesar de las amenazas del alcalde Domingo Rodríguez Martell de cambiarlos de lugar a fin de despejar la galera municipal,  con el pretexto de convertir en zona urbana la cabecera municipal, aun cuando para ello primero se deben de realizar muchas modificaciones, entre ellas el retirar tanto negocio de bebidas embriagantes en donde además se permite la prostitución y la venta a menores y aun conociendo la problemática no toman cartas en el asunto las autoridades, pero además otro de los cambios que se deben de realizar es el arreglo de la planta tratadora de aguas residuales ya que los malos olores del arroyo no son del todo agradable para habitantes y visitantes. En este sentido sin embargo es de reconocer que el problema se viene arrastrando desde años atrás ya que dicha planta tratadora fue gestionada e iniciada por el ex alcalde Raúl Rivera Olvera quedando solamente para dar continuidad al ex alcalde Juan Efren Barrón lo que correspondía a la instalación de energía eléctrica, acción que no fue llevada a cabo y para guardar  las apariencias frente al entonces gobernador Marcelo de los Santos Fraga quien inauguró la obra que funcionaba tras haberse instalado el tradicional “diablito”, lo que generó una multa fuerte para la administración y desde entonces y el resto de los problemas que se han registrado en la obra como los daños por desastres naturales, han generado que hasta el momento ningún presidente la eche a andar.

 

Categorias
Apreciación Huasteca Centro