La tarde de ayer trascendió el cambio en la titularidad de la Policía Estatal en el Estado, cargo que ocupaba el coronel Pablo Castellanos, quien presentó su renuncia al puesto después a casi seis meses de que se desempeñara dentro del mismo.

Dicho mando formaba parte de la llamada “legión extranjera” que tomó las riendas de la Secretaria de Seguridad Pública con la llegada del General Arturo Gutiérrez, un viejo conocido de la sociedad potosina, tras su paso por la 12 zona militar, mismo que se hizo acompañar de su equipo de trabajo más cercano a su retorno a San Luis Potosí; hombre de la confianza del gobernador que se ha mantenido a pesar de los duros golpeteos.

Pero basados en estadísticas las cosas en seguridad aunque de momentos suenen escandalosas, no han llegado a cifras que pudieran considerarse de impacto y continúan muy por debajo de años anteriores; lo que ha faltado es una buena estrategia para dar a conocer los resultados, siendo el área de comunicación social de la SSPE la que se ha convertido en el “talón de Aquiles”, y en lugar de generar una buena imagen de la dependencia la ha enfrascado en una bola de nieve que parece no dejará de crecer.

Como una muestra el día de ayer, se logró el rescate de una persona presentada en un operativo donde elementos estatales se apuntaron el éxito, pero esta información al menos hasta el cierre de esta edición, no había sido difundida por la dependencia, por lo que prácticamente “paso de noche” por el área que paradójicamente se denomina comunicación.

A decir de las declaraciones del propio secretario general de gobierno del estado, es ahí en esa área donde las cosas no han funcionado y en ella radica grandemente la percepción que se tiene de la seguridad en el estado; tal parece que a Ivon Meléndez no le ha “caído el veinte” de lo que es su trabajo en los ya casi 6 meses al frente del área, donde los cambios urgen.

Se dice que tras la renuncia de Castellanos los enroques apenas comienzan y desde hace semanas se habla de la llegada de más Generales a las filas de la Secretaria de Seguridad Pública del Estado, con la finalidad de reafinar la estrategia de seguridad y apuntalar la permanencia de Gutiérrez.

En la protesta hecha la mañana de este lunes por taxistas de la localidad, llamó la atención que participara en ella Arturo Plascencia Herrera quien ingresó a la Policía Municipal en octubre del año pasado. El ahora funcionario se sabe ha sido taxista gran parte de su vida y ese día se quitó el uniforme para sumarse a la manifestación y tomar las oficinas de la delegación regional de la SCT e incluso fue uno de los que no le permitió el ingreso a Óscar Chávez a su centro de trabajo.

 

 

 

Categorias
Apreciación Ciudad Valles