HIDALGO

¡Autlán tóxico!

  • Con pruebas palpables, las autoridades y vecinos de la comunidad de Chipoco nos acompañan en el recorrido de la mina y sus accesos, donde extraen manganeso y óxido del que acusan, algunos se hacen millonarios y a los pueblos envenenan.
  • Said Chávez, Director de Gobernación y aspirante a la alcaldía por Tlauiltepa, encabezó una reunión con los manifestantes sin lograr acuerdos

Tlanchinol, Hgo. Alberto Aguilar Hernández, delegado de la comunidad de Chipoco II, nos acompaña en un recorrido programado, así como un grupo de vecinos en el que demuestra que la minera Autlán, contrario a sus slogan, sí contamina, y nos muestra los arroyos de agua con aceite que surgen de la mina 1800 que aseguran es material tóxico.

En el recorrido se puede ver que en las tierras comunales la extraen del subsuelo óxido, y de las minas manganeso.

«Al menos cuarenta góndolas diarias extraen de material de los terrenos comunales, nosotros solo hemos pedido trabajo, tenemos camión, autobus y una pipa, y buscamos que los jóvenes profesionistas de la comunidad tengan acceso al trabajo» acusa el delegado suavizando su postura.

Asume que ellos están abiertos al diálogo, revela que entienden los trabajos que han hecho en el predio que han afectado «Lamentamos que no entiendan que nuestra postura no es radical, que hemos incluso pedido integren a la comunidad de cuyas tierras tanto se han beneficiado, pero no hay reciprocidad, nosotros solo resentimos los daños, ellos las ganancias y no se percibe el equilibrio que tanto mencionan en cuanto a ecología, economía o sustentabilidad».

Insiste en hacer un llamado al presidente de la república considerando que se han violentado garantías ante el abuso de la empresa para promover conflictos sociales en Chipoco, en el que segregan la juventud sin oportunidad de sobresalir y esclavizados en el vicio.

En todo el recorrido, en casetas de vigilancia atendidas por elementos de seguridad bancaria que cuidan los trabajos y la seguridad  de la maquinaria pesada que opera en esa zona comunal.

Muestran un arroyo de residuos tóxicos, con un color grisáceo que nos lleva su corriente a apreciar lodos y aceites, los líquidos salen de la bocatoma de la mina en el que los vecinos inconformes clausuraron con unos postes de madera y alambre de púas para evitar el acceso a la mina de donde dicen salen los pequeños  carros de traslado de material al exterior.

Hacen referencia al aceite y lodos el cual todo va a los arroyos que terminan en el río Claro de Tamazunchale, y pasa por muchas comunidades afectando la salud. Exigieron la instalación de una planta tratadora de aguas, pues advierten que esa agua que escurre del interior es la misma que se llevaron de los veneros al  construir los respiraderos o ventilas que se ven a flor de tierra y que sirven de chimeneas.

«No que no contaminan, ahí está el material tóxico que sale de la mina, residuos de dinamita, explosivos, de aceites y un sin fin de materiales líquidos venenosos que usan para sustraer el oro negro».

La acusación dice es porque la empresa se ha mantenido engañando a todos. «Queremos que SEMARNAT venga, que se haga presente hasta acá esa investigación ambiental de la que tanto hablan, y de la que nunca hay resultados porque esta empresa corrompe a todos para silenciar».

Acusan la existencia de una mafia en el sindicato en Autlán, con el que controlan todo, pisotean derechos humanos, contaminan, usan nuestra naturaleza y no tenemos derecho ni al trabajo, queremos se haga valer las palabras del presidente de la república de que los trabajos son para los de la zona, aquí se benefician en su mayoría gente de fuera de la región y a nosotros solo el daño ecológico nos dejan».

Con el paso cerrado para los camiones por el plantón, aseguran a la empresa le permitieron retirar parte de la maquinaria : «de momento no están trabajando, no los dejamos mover material y prácticamente la extracción está parada hasta que tengamos respuesta de la empresa Autlán».

Revelan la existencia de monopolios externos en cuanto acarreó de materiales, particulares hasta con 50 unidades «mientras que nosotros no podemos tener trabajo normal, nuestros jóvenes preparados tienen que emigrar y contamos con ingenieros metalúrgicos, enfermeros, choferes y muchos  más».

Por Moisés Medrano

Categorias
HIDALGOHUASTECA Y SIERRATlanchinol