SLP

Ayer y hoy de Tamazunchale

Tamazunchale a partir del 1 de julio de 1936 fecha en que se inauguró el Puente metálico sobre el Río Moctezuma tuvo una vivencia de ensueño, desarrollo y estabilidad

J. Apolinar Pérez Domínguez

Tamazunchale en toda su vida histórica ha tenido una vital importancia en su existir, con esto nos referimos desde tiempos prehispánicos y pasando todas sus etapas a través de los siglos hasta la actualidad, al grado que fue denominada por los españoles como “Sultana de las Huastecas” después de la Sultana del Norte en Monterrey y la Sultana de Oriente en Yucatán.

Esta población por su posición geográfica como población está en el estilo de “Plató quebrado” así se le llama cuando están bajo un esquema como el nuestro.

Su población de siglos atrás siempre ha recibido a gente de otros lugares y que se han avecinado en este lugar, pero afortunadamente muchos de ellos han venido a trabajar, a construir o a emprender, y claro, esa gente siempre será bienvenida.

Hablando de esto según estadísticas de INEGI señala que el 62% de la gente que vive en Tamazunchale son procedentes del Estado de Hidalgo y solo el 6% son tamazunchalenses con raíz genuina de esta población, y los otros porcentajes son de otros lugares de la República, con esto nos deja claro que mientras haya esa pluralidad de gente extraña, será un problema antropológico social porque todos vienen a buscar soluciones a sus necesidades y podemos decir que Tamazunchale fue planeado para una población de 15 habitantes y hoy ya rebasamos los 32 mil, teniendo desafortunadamente un crecimiento anárquico que cada una de las necesidades se convierte en un problema social, por lo cual Tamazunchale está condenado a vivir en el desorden urbano por muchos años más, mientras no se elabore un verdadero Plan de Desarrollo Urbano que dé respuestas a las carencias de la ciudad .

Tamazunchale a partir del 1 de julio de 1936 fecha en que se inauguró el Puente metálico sobre el Río Moctezuma tuvo una vivencia de ensueño, desarrollo y estabilidad porque estaba naciendo a la modernidad dentro de un contexto ordenado con el número de habitantes de acuerdo a su detención geográfica, cabe destacar que en ese tiempo la población oscilaba en 7 mil habitantes.

Posteriormente vino un crecimiento a raíz de la funcionalidad de la carretera nacional y los grandes hoteles, lo que elevó su capacidad y habitantes a 10,000 ciudadanos.

Aún así ésta población tenía un gran soporte en el turismo, gente trabajadora, no se escudaba en la pobreza, era una ciudad limpia y ordenada, se barrían sus banquetas, sus calles, el tianguis los domingos en donde se ubica el jardín, la gente era respetuosa porque al término de sus labores los puestos del comercio se quitaban, esto fue hasta el año de 1946, porque después de ahí se construyó el Mercado Municipal Fulgencio N. Santos.

Tamazunchale es una población admirable, por eso el turismo se sentía feliz por todo lo que veía en ese orden, subrayando, si había pobreza, pero respetaban las calles, nadie podía violentar el Reglamento de Comercio para plantarse en las calles y banquetas.

La Avenida Hidalgo era de doble circulación, se podía caminar tranquilo por la ciudad ordenada, podemos hablar que Tamazunchale si hubiera habido el Programa de Pueblos Mágicos, hubiera sido desde aquel entonces, aunque también hay que reconocer que llegaron ciudadanos extranjeros y mexicanos con una gran visión emprendedora a apostar sus capitales económicos a esta población, este sueño dorado fue desde 1946 hasta 1975, cuando a partir de ese momento Tamazunchale empezó a ser embestido por el crecimiento totalmente anárquico, empezaron a llegar muchas gentes de otros lugares para que esta ciudad les diera cobijo y solución a sus problemas, la invasión a las banquetas a sus calles, el desorden en el Mercado, en la calle Francisco I. Madero, aunque hubo obras de magnitud como Puente sobre el Río Amajac, la construcción en 1982 del Boulevard, pero la anarquía social ya se había engendrado y muchos emprendedores de dicha invasión se empezaron a ir como don Luciano Guerra Dueño del Campo Turístico el Sol, dejó de funcionar el Hotel Roger, se fue don Jorge Charur a Monterrey, don Emilio Alonso, cerró el restaurante OK, se fue para Ciudad Valles don Antonio Musa, en fin la lista es grande y sólo fue para mencionar algunos.

De aquel Bello Tamazunchale sólo quedó el recuerdo, aunque hay que destacar que siendo presidente don Octavio Rivera Fernández, lo intentó, pero ya no se pudo por culpa de los nefastos amarres políticos, chantajes y corrupción, hasta hoy en día la gente se sigue preguntando ¿Hasta cuándo va a terminar este desorden y atraso social? ¿Hasta cuándo las autoridades se quitarán la máscara de la cobardía para aplicar las leyes y dejar de ser rehenes de unos cuantos? ¿Hasta cuándo Tamazunchale podrá vivir una vida digna constitucionalmente?.

Colofón

Una triste y dramática historia de Tamazunchale, donde al ver tanto desorden y anarquía muchos jóvenes y familias han tenido que emigrar, es muy lamentable ver un Tamazunchale enfermo, secuestrado, atado de manos por unos cuantos, no hay derecho. Nuestros hijos merecen una vida mejor, donde puedan vivir sin ataduras, en libertad, caminar por las calles de la mano. No nuestros hijos, tal vez esté soñando, pero duele decirlo ¿hasta cuándo seremos libres como aire transparente con gente nueva, diferente y poder rescatar esta herencia cultural que nos dejaron nuestros ancestros?

Categorias
SLPSuplemento