SLP

¿Conoces la enfermedad de Kawasaki?

La enfermedad de Kawasaki es una vasculitis, es decir, una inflamación generalizada de las arterias del organismo.

Jessica Montoya

Aparece generalmente en niños menores de cinco años. Inicialmente se presenta como un cuadro febril que no responde a antibióticos. Su complicación más temida es la aparición de aneurismas coronarios, que se da hasta en el 20% de casos si no se administra el tratamiento adecuado.

Aunque es una enfermedad rara, es una de las principales causas de enfermedad cardiaca adquirida en niños en los países desarrollados.

La mayoría de los casos ocurren en bebés y menores de cinco años de edad. Su presentación en menores de seis meses o en edades más tardías es rara, aunque hay descritos casos.

SÍNTOMAS

Los síntomas de la enfermedad de Kawasaki generalmente se manifiestan en tres etapas.

Primera etapa

Los signos y síntomas de la primera fase son:

  • Una fiebre que frecuentemente es superior a los 39°C y dura más de tres días
  • Ojos extremadamente enrojecidos (conjuntivitis) sin flujo espeso
  • Una erupción en la parte principal del cuerpo (tronco) y en la zona genital
  • Labios rojos, secos y agrietados, y lengua muy roja e hinchada (lengua de fresa)
  • Piel de las palmas de las manos y de las plantas de los pies roja e hinchada
  • Ganglios linfáticos del cuello y quizá de otra zona inflamados
  • Irritabilidad

Segunda etapa

En la segunda fase de la enfermedad, tu hijo puede presentar:

  • Descamación de la piel de las manos y de los pies, sobre todo en las puntas de los dedos, a menudo, en forma de láminas grandes
  • Dolor articular
  • Diarrea
  • Vómitos
  • Dolor abdominal

Tercera etapa

En la tercera fase de la enfermedad, los signos y síntomas desaparecen lentamente, a menos que se manifiesten complicaciones. Es posible que transcurran hasta ocho semanas antes de que los niveles de energía parezcan normales de nuevo.

CAUSAS

Nadie conoce las causas de la enfermedad de Kawasaki, pero los científicos no creen que esta enfermedad se pueda transmitir de una persona a otra. Algunas teorías relacionan la enfermedad con la bacteria, virus u otros factores ambientales, pero ninguno ha sido probado. Ciertos genes pueden aumentar la susceptibilidad del niño para contraer la enfermedad de Kawasaki.

FACTORES DE RIESGO

  • Se conocen tres factores que aumentan el riesgo del niño de contraer la enfermedad de Kawasaki; estos son:
  • La edad. Los niños menores de 5 años tienen más riesgo de contraer la enfermedad de Kawasaki.
  • El sexo. Los niños tienen un poco más de posibilidades que las niñas de contraer la enfermedad de Kawasaki.
  • El origen étnico. Los niños de ascendencia asiática o de las Islas del Pacífico, como los japoneses o coreanos, tienen niveles más altos de enfermedad de Kawasaki.

DIAGNÓSTICO

En ausencia de una prueba diagnóstica o de manifestaciones clínicas específicas, se han elaborado unos criterios diagnósticos para la enfermedad de Kawasaki. El diagnóstico requiere la presencia de fiebre de cinco o más días de evolución y, al menos, cuatro de los cinco criterios clínicos siguientes, excluyendo otras enfermedades con clínica similar:

  • Cambios en extremidades:

Fase aguda: eritema de palmas y plantas; edema de manos y pies.

Fase subaguda: descamación de dedos de manos y/o pies.

  • Exantema polimorfo.
  • Inyección conjuntival bilateral.
  • Cambios en labios y mucosa oral: labios fisurados y eritematosos, lengua aframbuesada e hiperemia faríngea.
  • Adenopatía cervical (>1,5 cm diámetro).

Además, los pacientes con 5 días de fiebre y que cumplen menos de cuatro criterios pueden diagnosticarse de enfermedad de Kawasaki si se objetiva anomalías coronarias en la ecocardiografía.

COMPLICACIONES

La enfermedad de Kawasaki es la principal causa de enfermedad cardíaca en los niños, pero si se trata de manera eficaz, solo un pequeño porcentaje de los niños sufre un daño permanente.

Las complicaciones cardíacas incluyen lo siguiente:

  • Inflamación de los vasos sanguíneos (vasculitis), generalmente de las arterias coronarias
  • Inflamación del músculo cardíaco (miocarditis)
  • Problemas de válvula cardíaca

Cualquiera de estas complicaciones puede dañar el corazón del niño. Inflamación de las arterias coronarias que puede provocar debilitamiento e hinchazón de la pared arterial (aneurisma). Los aneurismas aumentan el riesgo de formación de coágulos y bloqueo de la arteria, lo que podría provocar un ataque cardíaco o una hemorragia interna potencialmente mortal.

Para un porcentaje muy pequeño de niños que padecen problemas de la arteria coronaria, la enfermedad de Kawasaki es mortal, incluso con tratamiento.

TRATAMIENTO

El tratamiento inicial consistente en aspirina e inmunoglobulinas a dosis altas ha disminuido la incidencia de aneurismas coronarios a un 5%.

Los pacientes que desarrollan aneurismas múltiples gigantes pueden requerir anticoagulación.

PRONÓSTICO

La complicación que determina el pronóstico es el aneurisma arterial coronario. Aproximadamente 1-2% de los pacientes mueren de la enfermedad y sus complicaciones.

Categorias
SLPSuplemento