SLP

De las caídas a la grandeza

Recordamos algunos acontecimientos en los que se sobrepuso siempre el espíritu solidario del pueblo de Tamazunchale sobre cualquier adversidad

J. Apolinar Pérez Domínguez

“De las caídas a la grandeza” es una frase muy sugestiva que debe ser digna de ejemplo de la grandeza y carácter que nos dejaron nuestros ancestros en épocas pasadas.

Una vez más se comprueba que la pobreza económica nada tiene que ver con la pobreza del espíritu, cuando los negros nubarrones destrozan y el seguimiento de la vida cotidiana va siempre adelante.

A un año del incendio

Este 7 de julio se cumple un año del trágico incendio ocurrido en la calle Francisco I. Madero y el Mercado Municipal, un suceso de graves consecuencias y en el cual no hablamos de triunfadores ni vencidos, y aún es un hecho que no puede ser juzgado por la historia, y aunque todos en voz baja comentan las historias según conveniencias e intereses inducidos por terceros, sigue este hecho consumado en la historia y consumido por el fuego.

Hechos trágicos de la Historia

Sin irnos mucho atrás en los tiempos pasados Tamazunchale vivió una cruenta historia de la llamada sublevación indígena de Juan Santiago y el sacerdote Mauricio Zavala incitador de la rebelión del año de 1879 a 1881 coincidentemente también es una historia no juzgada aún no se habla de vencedores ni vencidos por los diversos matices y uno de ellos fue la justicia social agraria por sus derechos, el otro fue el gran derramamiento de sangre sobre la sociedad civil e inocente donde murieron niños, mujeres y ciudadanos que sin deberla ni temerla tuvieron que pagar con su vida por cosas que no eran de su incumbencia, tal fue el caso de aquel 26 de junio de 1879 cuando entró a Tamazunchale Juan Santiago con grupos rebeldes y atacaron la ciudad con la frase inmortalizada “muerte a todo el de pantalón o chaleco”, esta misma historia sucedió en el municipio de Tampacán, hechos que impactaron a nivel nacional por la magnitud de los hechos.

Transformaciones

Una vez pasado este acontecimiento horroroso y sangriento, se dieron las siguientes transformaciones:

1893 inició la reconstrucción del Templo de San Juan Bautista.

1895 empezó la construcción del Palacio Municipal.

1900 se colocó un kiosco traído de Bélgica.

1901 la sociedad unida cooperó para la colocación del reloj en la Alcaldía.

Estas son cosas dignas que mencionar de aquella gran sociedad que unidos trabajaron para embellecer la ciudad.

Época revolucionaria

Otro de los hechos sangrientos que dejaron cosas lamentables fue la del 8 de mayo de 1914 cuando los revolucionarios encabezados por José Hernández y Marciano Salazar atacaron e incendiaron la ciudad de Tamazunchale, cabe mencionar que esto fue debido a los conflictos de la lucha entre hermanos y que le llaman Revolución Mexicana.

Escuelas

Tamazunchale para 1919 estaba de pie, enalteciendo con honor la educación con grandes maestros con vocación en la Escuela Primaria Francisco Primo de Verdad para niños y la Escuela Leona Vicario, además de sus grandes fiestas y carnavales que daban vida a la ciudadana.

Segunda transformación

1928 siendo presidente don Pedro Hipólito Herverth se inició la reestructuración del Palacio Municipal.

1931 Don Flavio González le colocaba los balcones a la presidencia.

1 de julio de 1936 se inauguró la carretera nacional.

Esa fue la grandeza de aquella sociedad fuerte y unida por el trabajo, el orden social, en ese entonces no existían los chantajes ni amenazas, el pueblo era del pueblo, mucha gente emprendedora vino a invertir sus capitales a esta población con el único objetivo de engrandecer a Tamazunchale.

El incendio del Carmen

El 28 de mayo de 1948 sucedió el gran incendio del Barrio del Carmen que arrasó con todas las casas de aquel barrio, la gente perdió todo su patrimonio y como verdaderos tamazunchalenses, se levantaron para construir un hermoso barrio incluyendo el Hospital Civil, y el estadio de béisbol, esta gente luchadora por nobles ideales se supo sobreponer al desastre, con sus propias manos se levantaron para seguir adelante y dos años después se funda la primera secundaria, y digno es mencionar Tamazunchale brillaba con luz propia con los grandes hoteles y el turismo nacional como extranjero.

Inundación del 55

30 de septiembre de 1955 la inundación arrasó con todo Tamazunchale, todas sus calles quedaron inundadas, el Mercado, las empresas comerciales y los hogares quedaron con grandísimas perdidas, el agua del río se llevó todo lo que encontró a su paso, así también pérdidas humanas, al año siguiente Tamazunchale estaba de pie.

Añoranzas

Grandes obras como la cúpula del templo de San Juan Bautista, el embellecimiento del jardín y la construcción de una fuente en el centro, era un Tamazunchale muy bonito, sus calles limpias, no había puestos informales, pero si había pobreza pero no de espíritu sino marginación social, Tamazunchale resonaba a grandes alturas, se rodaban películas como la de Viruta y Capulina, La Malagueña entre otras escenas. Era una población digna para los habitantes de aquella época..

Sociedad de antaño digna de reconocimiento

Esta bella herencia, este sueño que parecía de fantasía se derrumbó en 1975 con la llegada de una nueva generación y el crecimiento anárquico de la población, la anarquía urbana, la falta de valores que fue la raíz de este bello crecimiento que tuvo Tamazunchale.

La sociedad aquella que formaron un Tamazunchale bello, eran algunos ciudadanos extranjeros con una gran visión y una enorme confianza para invertir en Tamazunchale, llegaron con un afán de trabajar hombro con hombro, no venían a ser mesías, caudillos o pseudo líderes, eran gente de trabajo y acción con hechos, ¿decir nombres? usted sabe quiénes son y para no omitir a ninguno mejor este reconocimiento, también llegaron profesionistas que dejaron huella imborrable en Tamazunchale. Nuestra gente originaria dieron muestra de gran cultura al hacer grandes tianguis, pero jamás abusaron de la confianza de las leyes, porque ellos vienen a vender sus productos y se retiran por la tarde como lo hacen ahora, y no abusan con quedarse en las banquetas.

Colofón

Es muy difícil y lamentable la situación de Tamazunchale, usted lo sabe bien, pero hay siempre una esperanza donde impregne la razón y fuera la violencia para poder construir el Tamazunchale que nos corresponde, que nos pertenece a usted y a mi familia y crecer para dejar una tierra bendita y sagrada a las futuras generaciones.

Categorias
SLPSuplemento