SLP

El lado débil de los Millennials

Se puede afirmar que al menos al 50% de ellos se les dificulta realizar labores donde se requiera de eficiencia y persistencia

Blas Lara Barrón

En lo que va del presente Siglo, mucho se habla de la Generación Milenillas (Millennials), generación que no nace en el Siglo XXI, sino que es la última generación del Siglo pasado, es decir los que nacieron entre 1981 a 1999. Los últimos sujetos que nacieron en los 20 años que dieron fin al Siglo XX, así es que mis queridos Milenillas,  ustedes también son del Siglo pasado, una generación que en México suman algo así como 39 millones de mexicanos, poco más de un tercio del total de la población de nuestro país.

Generación Y

Continuando con el tema de los Milenillas, también conocidos como la Generación “Y”, se puede afirmar que al menos al 50% de ellos se les dificulta realizar labores donde se requiera de eficiencia y persistencia, esto debido a que suelen perder el interés rápidamente por lo que hacen.

Por otro lado, los Milenillas cuentan con dificultades para aceptar las estructuras jerárquicas, además de considerar que en las empresas existe poca flexibilidad en cuantos a sus protocolos de operación.

Aunado a esto, se puedeobservar que la generación de los Milenillas tienden a aburrirse con mayor facilidad,  lo que da como resultado que pierdan la motivación por lo que realizan, conllevando el acto a cambiar de empleo en promedio cada año o bien renunciar al mismo, aunado al hecho que se les dificulta seguir ordenes de sus superiores, ya que muchos de los Milenillas consideran que cuentan con un mayor conocimiento que sus superiores.

Al respecto hay que señalar que uno de los requerimientos necesarios para que los Milenillas puedan asegurar su permanencia en el trabajo, es la demanda permanente de ser retroalimentados en relación al trabajo que desempeña.

Por otra parte, esta generación requiere obtener beneficios constantes y contar con las tecnologías que faciliten sus actividades laborales.

Es pertinente señalar que por lo general, son condiciones laborales que difícilmente podrán encontrar en un mundo real que se niegan a aceptar, un mundo que pretenden escalar en un año, lugares que se alcanzan quizás en 10, dificultando sus aspiraciones y con ello pierden la motivación y abandonan su Trabajo.

Fantasía de la Tecnología

Uno de los inconvenientes de los Milenillas es que pretenden trabajar en un mundo idílico como podría ser Google, fungiendo como un líder digital, desde donde pretenden capacitar, facilitar planes de carrera, trazar los planes y objetivos de la empresa, todo desde una plataforma digital, mientras que en la vida real las empresas optan más por el trabajo colaborativo, trabajo en equipo, con personal Interesados en diferentes aéreas, lo que facilitaría contar con acciones y soluciones distintas, además de entender cómo impactarían dichas acciones en las diferentes áreas de trabajo de sus participantes. 

Es conveniente señalar que dadas las aspiraciones de los Milenillas, en las diversas empresas se han dado a la tarea con la intención de retener esta generación en sus centros de trabajo, de crear ambientes de comunicación abierta, acompañado de un ambiente más Informal para exponer sus ideas, herramientas utilizadas con la finalidad de despertar su interés que los incite continuar en el puesto que por el momento ocupa.

Millennials estresados

Uno de los problemas más comunes que enfrentan los Milenillas, es que se ha convertido en una generación estresada, infeliz y con un problema de autoestima, esto producto de la educación recibida, en la que llegaron a creer que tendrían una buena vida, además que les iba a ir bien y que podrían contar con todo lo necesario al legar a la vida adulta, pero al llegar a  la adultez la realidad les muestra que esa etapa de vida no es tan Idílica como lo habían pensado o aprendido en casa o en la escuela.

Vicio del celular

Por otro lado, la generación de los Milenillas, suelen ser dependientes del uso de las tecnologías, por lo que viven constantemente Interaccionando con las redes sociales, lo que da como resultado le segregación de neurotransmisores como la dopamina, la cual los hace sentir nada diferente como al estar fumando, bebiendo, fumando marihuana o como si se estuviera participando en algún juego de azar, es decir que se encuentran dopados o narcotizado, lo que les dificulta tomar decisiones con una mayor conciencia.

Lo comentado con antelación, trae como resultado que un número cada vez mayor de los Milenillas a quienes les gustaría vivir como reyes, terminen viviendo con sus padres, muchos de ellos superando los 35 años de edad.

Millennials sin metas

De igual manera los Milenillas, están acostumbrados a lo instantáneo, todo debe de ser rápido y fugas, no saben esperar. Por otro lado, viven un mundo de fantasía que les da las redes sociales, lo que los aleja de la realidad, acción que conlleva a la frustración al no alcanzar fácilmente lo que en el mundo de fantasía si les permite, esto da como resultado que exista una resistencia ante las figuras de autoridad, ya sea en casa o empresa, a quienes se niegan a atender, por lo que optan por ser emprendedores, la mayoría con resultados desastrosos, ya que no escuchan, en virtud de que creen tener la razón.

Por otra parte los Milenillas se niegan a seguir creciendo, por lo que muchos de ellos se comportan como adolescentes, razón por lo cual muchos no trabajan, aunque al menos recapaciten en las dificultades que representaría para ellos tener hijos.

50% no encuentran trabajo

Aquí es conveniente hacer una acotación y es el papel que tienen los padres en el problema que sufren cerca del 50% de los Milenillas, esos Milenillas que no encuentran trabajo, que se quedan en casa, que duermen hasta tarde, que no cuentan con permanencia laboral, que no sueltan el teléfono celular, entre otras cosas.

Y el problema más grave son los padres mismos, ya que patrocinan en gran medida lo que pasa con sus hijos, en vez de animarlos a que busquen un empleo, disculpan a su hijo el que no lo encuentre; ¡Cómo mi hijo si tiene título de ingeniero, va a empezar de chalán!

En nuestra generación, aun ostentando un título, si te daban una escoba, nos quedábamos pensando, o me mandaron a volar o me mandaron a barrer, y como no sabía volar, me puse a barrer. Lo importante era que ya estábamos dentro, y era la tenacidad y el esfuerzo de cada quien, lo que nos llevó a los puestos o lugares  más importantes o más reconocidos en lo que hacemos, mientras que casi la mitad de los Milenillas si no está disponible el puesto deseado, se niegan a aceptar un trabajo, sin llegar a pensar que es la experiencia la que nos va a dar el mejor de los trabajos.

Apoyo profesional

Una vez dicho lo anterior, si en tu casa cuentas con uno de este casi 50% los Milenillas, es tiempo que la Psicología entre a la carga para ayudar a tu hijo a formar parte del Sistema Productivo Nacional y con ello su independencia, un trabajo que se establece  con acciones llevadas a cabo por los padres y los hijos que cuenten con el problema, apoyados por un especialista de la Psicología.

Un trabajo relativamente sencillo de corta duración que aseguraría la recuperación de su autoestima, además de lograr una baja significativa del estrés y una recuperación de la confianza para buscar un trabajo.

Solo recuerden señores padres de familia que no es sano que un hijo viva con ustedes después de los 25 años de edad, mucho menos de los 35, fenómeno del Siglo XXI que se viven en al menos el 50% de los hogares que cuentan con un Milenillas.

Categorias
SLPSuplemento