SLP

El último duelo

Se conoce como el último duelo a muerte que por diferencias personales ambos deciden enfrentarse, uno con una pistola otro con piedras

Miguel Ángel Castillo Andrade

El 12 de octubre de 1895, luego de hacerse de palabras en la cantina La Gran Sociedad, Antonio González-Lavín y Gaintán, e Ismael Salas Cabrera, se retaron en un duelo a muerte.

El enfrentamiento debió ser desigual, ya que uno de ellos presumía por aquellos años tener el primer revolver, en tanto que el contrincante no tenía, pero lo confrontó con piedras y murió de un balazo en el corazón.

Duelo a muerte

Federico Monjarás Romo, en “El San Luis que se fue”, narró: “El güero Salas, un muchacho de unos 20 años, rubio y apuesto, enfundado en su jaquet, cuando apostaba una botella de champaña con González, profirió una palabra que éste tomó como ofensiva y se alteraron los ánimos; de nada sirvió la intervención de los amigos de ambos, tratando de conciliarlos; Salas y González enfilaron a San Francisco, donde alquilaron un coche (Carruaje) y partieron con rumbo al barrio de Santiago. Tras ellos en otro coche iban una media docena de amigos. El hecho fue que González, resultó con una fuerte lesión causada por fuerte pedrada en la mejilla, y el güero Salas, allí se encontró con su destino”.

Uno de los amigos de Ismael Salas al ser testigo de su muerte, presa de extrema crisis nerviosa, desesperado corrió sin detenerse en dirección al centro de la ciudad, exclamando con voz turbada por el llanto: ¡Lo mataron! ¡Lo mataron!

Periódico El Estandarte


El periódico El Estandarte, en su número 1556, del 15 de octubre de 1895, refería: “El martes 12, a eso de las cuatro de la tarde se dio aviso que en el camino de El Saucito había muerto en una riña por arma de fuego el joven Ismael Salas Cabrera, el matador es el joven Antonio González Lavín”.

Los números subsecuentes del mismo periódico El Estandarte 1557 y 1558, abundaba en datos sobre la muerte, y aparecía un poema que Alberto Sustaita Zavala (1863-1909), dedicada “A mi amigo Ismael Salas”.

Diario de María Asunción


En el supuesto diario de María Asunción, creado como recurso estilístico por Matilde Cabrera Ipiña para conformar su célebre libro La Lonja de San Luis Potosí. Un siglo de tradición, se consignó:

“Octubre 17 de 1895. ¡San Luis entero se ha conmovido por la desgracia de la familia Salas! El día 12, en el camino de El Saucito, se efectuó el duelo a muerte en el que resultó víctima el joven Ismael Salas cabrera, que falleció allí mismo. ¡Es una pena que no se haga algo para evitar esas tragedias tan terribles que no traen más que penas a los familiares, tanto de los que pierden la vida como de los que son causa de ello! Esto ha sido como una nube que ha venido a empañar el ambiente de felicidad en que vivo pues la familia Salas es de las amistades que apreciamos de verdad”.

Acta de defunción

Con una letra poco legible destacamos los siguientes datos de su acta de defunción:A los 13 días del mes de octubre de 1895. El ciudadano Florenciano Monjarras, juez primero del estado en esta ciudad capital, hace constar que a las 3 de la tarde se recibió aviso del Hospital Civil de que ayer a las 6 de la tarde se recibió en ese establecimiento el cadáver de Ismael Salas, soltero, de 20 años, estudiante, originario de esta ciudad, que falleció por una herida penetrante de corazón”. Siendo sepultado en el cementerio de El Saucito.

Absuelven al asesino

En abril de 1897 estaba concluyendo la primera instancia del juicio por el asesinato del joven Ismael Salas Cabrera, debido a una especie de duelo a las afueras de la ciudad luego de que todos los involucrados habían bebido por horas y reñido entre ellos.

El principal acusado Antonio González Lavín no negaba que él era la única persona con un arma de fuego en el lugar, ni que le había disparado a Salas a menos de cinco metros de distancia. Pero alegaba que lo había hecho en defensa propia dado que Salas le había aventado una roca.

Sus defensores incluso demostraron que años antes, en otra riña, González Lavín estuvo a punto de morir a pedradas en Matehuala –y que esa terrible experiencia le había dejado un miedo-pánico a las rocas.

Aunque parezca increíble, González Lavín fue absuelto por el jurado de doce ciudadanos que conoció del caso. (El Estandarte, abril-mayo de 1897).

A raíz de la absolución de González Lavín, el Gobierno del Estado decidió abolir los jurados. Se procedió “técnicamente”. En una carta del gobernador Carlos Díez Gutiérrez al presidente Díaz, fechada el 30 de abril de 1897, se explicaba que “la repetición de casos en que el jurado popular ha absuelto a los reos indebidamente, sin que haya sido posible impedirlo, me hizo pensar en la abolición de tal sistema de enjuiciamiento”.

Monumento

En el lugar donde cayó, su padre, el conocido médico del mismo nombre Ismael Salas Guajardo, levantó una columna truncada de cantera, muy bien labrada, aunque este monumento no indica nada de caso.

Prevaleció la impresión lacerante de este fatal suceso en la mente de los potosinos de esa generación, como de otras subsecuentes, borrándose poco a poco, de tal manera, que el hecho en sí, nebulosamente recordado, se fue perdiendo entre otros acontecimientos posteriores, en la lejanía del tiempo; y, escasas personas de nuestra época sabían con precisión la historia de la columna truncada, ahora también sepultada entre los restos de un panteón de vehículos motorizados.

Se rescató la columna

Monumento de cantera, columna truncada, erigida en memoria de Ismael Salas Cabrera, nacido en San Luis Potosí, el 19 de enero de 1876 hijo de Ismael Salas y Emilia Cabrera Arias, fallecido el 12 de octubre de 1895 como consecuencia de un duelo.

Se ubicaba en el antiguo camino al Saucito, después fue abandonado en un terreno baldío o taller, como se aprecia en la fotografía que se publica y pertenece al Archivo Histórico del Estado de San Luis Potosí (AHESLP).

Se rescató para su actual ubicación en el año de 2007 en la Avenida Cordillera Real, esquina con Avenida Sierra Leona en el Fraccionamiento La Loma.

Referencias: Monumentos de San Luis Potosí, Iconos de la ciudad, Rodolfo Maciel Vázquez, página 142 y 143, año 2011.

La Jornada San Luis, 08 agosto 2018, Federico Anaya-Gallardo

Homicidio en El Saucito; Pulso 2019. Óscar G. Chávez.

Registro Civil de San Luis Potosí, libro de Actas de Defunción año 1895.

Categorias
SLPSuplemento