Ciudad Valles

Entre tensión y divisiones se llevó a cabo asamblea de Morena

  • Acusaron compra de votos por parte de líderes para colocar a consejeros que los representaran; hubo fallas en sistema y no se logró el 50 por ciento de participación

Vidal Trejo

La mañana de este domingo, se celebró la asamblea para elegir a diez consejeros del Movimiento de Regeneración Nacional en el Distrito 4 con cabecera en esta ciudad, misma que se tornó tensa en medio de gritos contra personas que llegaron a intentar sufragar sin ser militantes, y otros más que fueron enviados por líderes para colocar a personas de sus grupos dentro de la lista de votación, además de la desorganización con los filtros de seguridad en las boletas y que generaron confusión y desesperación en las filas, siendo el colmo una falla en la red de internet que impidió el avance fluido.

El evento comenzó pasadas las 8 de la mañana en explanada del Centro Cultural con una enorme fila de militantes que se encontraban esperando entrar bajo los rayos del sol, mientras que dentro del recinto se colocaban las mesas y los filtros de seguridad para darles las boletas, en las cuales hubo confusión debido a que algunas tenían un código y otras contaban con otro completamente diferente, lo que generó molestias en los presentes.

La primera de las situaciones que generaron gritos y demandas por parte de los presentes, fue la presencia del regidor Marco Conde Pérez, a quien echaron del sitio con gritos de «fuera Conde» acusándolo de traidor y por no ser militante del partido.

Posteriormente, siguieron las acusaciones por parte de algunos votantes de que había personas en el exterior ofreciendo dinero a cambio de que votaran por alguna de las propuestas que ellos traían.

Miguel Rodríguez, presidente del Distrito 4 en Ciudad Valles y responsable de la votación para consejeros, reveló que sí habían detectado ya algunas irregularidades con respecto a las personas que se encuentran en las filas, pues muchas son llevadas por líderes que les están pidiendo que voten por personas específicas, aunque sin dar a conocer nombres de los mismos.

Asimismo, dijo que hay un padrón de  7 mil 500 militantes de base, de los cuales, debía haber una participación del 50 por ciento más uno para declarar el quórum, sin embargo, al no haber tal cifra, solicitarían al partido en la CDMX que el padrón se ajustara para comenzar con la elección, que para las 11 de la mañana seguía entregando boletas a pesar de que ese sería el cierre.

Al mediodía, ya había señalamientos directos sobre la entrega de boletas ya marcadas con nombres de aspirantes, incluso, hubo militantes de Ébano que señalaron que les quitaron sus boletas a cambio de una torta, en la que dentro había un papel doblado con el nombre de un aspirante, sin embargo, las identidades no fueron reveladas.

Por su parte, Consuelo Jonguitud acusó violación de estatutos y que buscaría la manera de impedir que el quórum se llevara a cabo al haber traiciones por parte de los grupos que buscan apoderarse a toda costa del partido, además de autodenominarse como la auténtica fundadora de Morena en Ciudad Valles.

En seguida de ello, Consuelo Jonguitud subió al escenario para tomar la palabra y comenzar a hablar sobre irregularidades, causando molestias de los presentes, que pidieron que abandonara el espacio con gritos de «ya siéntese señora», por lo que tuvieron que intervenir Miguel Rodríguez y María Guadalupe Velázquez de la Comisión Nacional de Honor y Justicia, quienes defendieron la celebración de la asamblea y revelaron que en otros distritos de otros estados hubo agresiones e inconformidades que ocasionaron que se rompiera la asamblea, señalando que en Valles no lo permitirían, para más tarde conseguir que Jonguitud abandonara de forma furtiva el lugar, saliendo tras ella un reducido grupo de militantes.

Al final, con un recinto con capacidad para 800 personas, que dejó ver muchos espacios vacíos, teniendo además un padrón de 7 mil 500 y se requería un mínimo de 3 mil 251 para declarar el quórum, se hizo un «ajuste» y se procedió con la votación.

Aprobándose el «ajuste», a las 12:47 se dio inicio con el quórum con menos de 800 asistentes de los municipios de Ciudad Valles, Tamuín, Ébano, Naranjo, San Vicente, Tanquián y Tamasopo.

Las personas que participaron como candidatos a consejeros distritales fueron: Alberto Treviño y Elvia Flora Arvizo; Carlos Lugo y Rosa María Luna Trejo; Rodolfo Figueroa y Perla Delgado Cárdenas; Luis Alberto Trejo Salas y Karla Trejo González; Lorenzo Cano y Teresa Álvarez Moctezuma; Víctor Ramírez y Laura Alicia Pecina, entre otras, siendo en total 15 hombres y 14 mujeres elegibles.

Posteriormente, cada uno de los aspirantes (hombres y mujeres) tuvieron dos minutos para expresar el porqué querían ser elegidos, para luego comenzar con la votación para saber quiénes serían los cinco consejeros de cada género ocuparía los lugares en disputa.

Fue hasta las 14:03 horas cuando finalmente los militantes comenzaron a llegar a las urnas, donde hubo cambio de boletas a algunos que se las habían dado marcadas, generando nuevamente desorganización, aunque en seguida comenzó a transitar de manera más fluida.

Al final, fueron 659 militantes los que votaron, eligiendo como consejeras a: Teresa Álvarez Moctezuma, Rosa María Luna Trejo, María Isabel Belmarez, Rosa María Terrones y Elvia Flora Arvizo, mientras que de hombres fueron elegidos: Carlos Lugo Mendoza, Lorenzo Cano, Alberto Treviño, Flaviano Grimaldo y Víctor Ramírez.

Categorias
Ciudad VallesRelevante SLPSLP