SLP

Entrevista radial del Padre Javier en 1978

Este 7 de diciembre recordamos los funerales más sentidos de la ciudad, correspondientes al fallecimiento del padre Javier Enrique Guerrero Briones

Miguel Ángel Castillo Andrade

El 7 de diciembre de 1984, a la edad de 80 años, el Padre Xavier dejó de existir en Ciudad Valles San Luis Potosí, a donde había llegado desde 1934, permaneciendo en el ministerio religioso de la parroquia Santiago de los Valles durante 50 años.

Hoy le presentamos parte de una entrevista que se le hizo en la XETR en febrero de 1978, en narra de su propia voz parte de su vida y su historia.

Estudios

Nací en un modesto pueblo Lagunillas, perteneciente a esta ciudad, a escaso un año de edad mis padres se trasladaron a la Ciudad Fernández y Rioverde y posteriormente a la ciudad de San Luis Potosí.

En San Luis Potosí, estudié la primaria en el Colegio Zaragoza, su director fue el profesor Juan DM Zamarrón, precisamente en ese colegio conocí a mi buen amigo ya fallecido Ángel Ocejo varias veces presidente municipal.

Ahí en este colegio ubicado en la calle Constitución hice mi primaria, y el bachillerato en lo que hoy es la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, en aquella época se llamaba Instituto Científico y Literario.

Inicio en la vida sacerdotal

Pertenecí a un grupo de jóvenes estudiantes que teníamos como asesor a un sacerdote que estuvo en la Huasteca Potosina durante algunos años  fue estimadísimo por el rumbo de Tamazunchale, en donde él fue párroco, el presbítero Eulalio Puente de feliz memoria, el controlaba aproximadamente a 3 mil hombres y entre ellos a unos 200 jóvenes estudiantes, ahí nació mi deseo al verlo a él y al ver sobre todo a Cristo en su altar, el deseo de consagrar mi vida al servicio del Señor.

El excelentísimo señor doctor Don Miguel María de la Mora, santo obispo de San Luis Potosí, de él recibí la ordenación sacerdotal en abril de 1930 en la catedral de San Luis Potosí.

Estuve en Matehuala año y medio, en Rioverde año y medio, y en Ciudad Valles llevo ya 45 años como un día.

Preso en la Guerra Cristera

En dos ocasiones he tenido el privilegio de estar en la cárcel, en la ciudad de México, y privilegio, el motivo o la causa ser estudiante y aspirante al sacerdocio.

Precisamente en donde está el edificio de la Lotería Nacional ahí era la Inspección de policía en los años 26 y 29, y ahí había tres lugares muy famosos; los sótanos, los separos y el paredón.

En la primera vez estuve en los sótanos, en la segunda vez en los separos con guardias a la vista, pero gracias a Dios que no llegué al paredón, solamente oí las descargas que en el paredón hicieron a uno de los mártires más estimados de la iglesia mexicana, el padre Miguel Agustín Pro Juárez.

Llegada a Valles

A Ciudad Valles legué en 1934 la tarde del 2 de enero, mi antecesor el padre Carlos Moctezuma padecía en ese entonces malestar en su dentadura.

Hay un detalle curioso en mi venida a Valles, trabajaba yo en Rioverde como vicario, ahí recibí un breve oficio del vicario general de la Diócesis de Dan Luis Potosí fechado el 28 de diciembre, Día de los Santos Inocentes, en ese oficio se me comunicaba que el señor Obispo disponía que viniera a Valles 10 días, a suplir a mi antecesor; esos diez días, todavía no terminan, me ocurre pensar que esos días fueron genesiacos, o sea Dios creó el mundo en 7 días dice la Biblia, pero no podemos decir que eran días de 24 horas, probablemente han sido temporadas largas, entonces estos diez días se pueden equiparar a aquellos, porque si vine por 10 días todavía no terminan, no sé cuándo.

El mismo 2 de enero de 1934 me hice cargo de esta parroquia, entonces para llegar al templo parroquial había que tener el arte de ir pisando pequeñas piedras porque había un piso desastroso, lodo por todas partes.

La Parroquia en 1934

Me la encontré con 14 puntales para asegurar el techo, una parte de sus muros ahumados porque fue cuartel militar en tiempo de la Revolución, su piso de tierra suelta, ni una sola banca, sus paredes la cara externa sin revocar, sin altares laterales, sin bautisterio, ni oficinas, etc., poseo fotografías de cómo la encontré y de las reparaciones que se le hicieron.

No fueron reparaciones que cambiaran radicalmente la vista de la antiquísima parroquia, solamente se le puso en condiciones de que los fieles encontraran una relativa comodidad.

Construcción de la Catedral

Empecé a notar los pasos iníciales pero acelerados del Valles futuro, consideré la necesidad de construir un templo más, se presentaron en esa época tres proyectos, uno del ingeniero Ravizé de Monterrey, otro del ingeniero Guillermo Santoro que fue conocido aquí en Valles con el arquitecto Borgoñoni, y por último el arquitecto Moctezuma de México.

De esos tres proyectos el último el del arquitecto Moctezuma obtuvo la aprobación tanto del excelentísimo señor Obispo de San Luis Potosí, Así como de la Secretaria del Patrimonio Nacional.

Le diré a usted que la virgen de Guadalupe y el noble pueblo de Valles hicieron posible la construcción del santuario actual catedral, la historia abarca 14 años de una entusiasta actividad de todos, Valles es generoso, lo ha demostrado.

Existe un álbum en donde encontramos fotografías desde la colocación de la primera piedra hasta la venida del señor excelentísimo Obispo Quintero Arce primer Obispo de Valles, es interesante y quedará para la documentación histórica de Valles.

Verá usted que mi finalidad al emprender esa obra estuvo exenta totalmente de todo motivo humano, fue Dios y los intereses sagrados de la iglesia los impulsores, bajo la cautivadora mirada de Santa María de Guadalupe.

Los católicos se movilizaron incansablemente, entusiastamente generosamente, los indígenas, los ricos, los pobres, las juventudes organizando y participando en actos sociales, culturales, populares.

Recibí aportaciones de personas y familias protestantes, por ejemplo el estimado señor Erickson, el señor Torres, la familia Osuna, además la fabrica Fibracel, los bancos, sindicatos contribuían mensualmente por acuerdo de sus altos dirigentes.

La SCOP se encargó en ese tiempo de hacer el marco de la imagen, hecho cuidadosamente de otate, se hizo precisamente en los talleres de la SCOP, no sería posible en pocos minutos detallar la historia pormenorizada de esa obra, por ejemplo hubo una persona, que me reservo el nombre que dio con no pocos sacrificios la imagen de la guadalupana, que se hizo por un gran artista teniendo su lienzo en la basílica frente al original de la virgen santísima (Continuará).

Datos finales

Esta ha sido una transcripción directa de lo dicho por el padre Javier en aquella entrevista que tiene duración de media hora y misma que fue grabada del radio, la cual se resguarda entre los archivos sonoros de la colección particular histórica de Valles, hemos publicado hoy una primera parte de dos.

En mi programa de radio el próximo 6 de diciembre pasaré un fragmento de audio en la voz del propio Padre Javier.

Categorias
SLPSuplemento
advertisment