Espejeando Huasteca

Espejeando.

En un escenario tan complejo, Huejutla es un municipio en el cual votan alrededor de cincuenta mil electores, de acuerdo al proceso electoral por la presidencia municipal anterior. Difícil de anticipar las formas y contexto del comportamiento  social porque pasó un sunami político, que dejó a una sociedad despierta pero a la vez dudosa. Los efectos del nuevo gobierno federal se acentuarán en beneficios, con los que como obras, acciones y trabajo buscarán algún impacto en el siguiente proceso electoral, que es permitido cacaraquear lo que beneficie.

 Ante esto, es la derecha la clara opositora política que sin duda tendrá los ojos puestos en cada milimetro de entrega de recursos en Hidalgo; si bien el presidente de la república Andrés Manuel López Obrador fue claro al respecto e incluso existe legislación como delito grave la inducción al voto como tal. No obstante al interior de Morena para elegir a sus consejeros políticos ya dejaron en claro que aun con denuncias asentadas, no pasa nada mientras ostenten el poder.

El delegado federal de Programas Sociales vino q darle el respaldarazo a su hijo político el delegado regional de programas sociales de Huejutla Gelasio Velázquez, y el resto se quedó mudo, en silencio, como que los pararon en seco, de que deben callar para evitar afectar al nuevo gobierno.

Los ciudadanos son observadores, proclives a entender que el cambio fue de personas en el gobierno, no las conductas, pues estas se siguen practicando para controlar el poder político y a eso le apuesta cierto político, que desde arriba lo impongan como candidato en Morena.

Pero los morenistas no son presa fácil, ni ciegos, ni mudos, que no entiendan de política …………. Mientras del PES quien brincó de esas aguas, es el ingeniero José Eugenio Segura Marroquín. Para nadie es desconocido que Segura Marroquín es un personaje que le gusta el servicio público y lo ejerce con mucha entereza, dedicación. Vocación de servicio que por supuesto, con eso no se nace, se mama, son principios y valores de ponerse a disposición de los demás para contribuir en objetivos comunes, que no cualquiera ostenta de manera natural.

 Por eso decíamos que para el agua el aceite, o explica un adagio muy liberal, para el blanco el negro; los equilibrios siempre existen, por eso la nueva incursión política de Segura Marroquín pudiera venir de una alianza política de partidos, que no es nada descabellada.

 En el PRI, su alianza establecida y tradicional con el Partido Verde Ecologista de México y Nueva Alianza. Este escenario es simplemente una visión posible de los pesos y contra pesos en la participación política, pues recordemos que las candidaturas comunes serán un factor que permitirá participación directa, en esta no se sabe quien pudiera encabezarla y tiradores tampoco hay muchos, se le menciona a Adela Pérez Espinoza, Margarito Monterrubio, Soraya Inés Rivera López, Omar Ángeles Montiel, Andres Espinoza, sin descartar a Alfredo San Román entre otros que se apuntan.

 En este escenario quedaría libre PODEMOS y Más por Hidalgo, para contribuir a los once institutos políticos, pero la vía independiente será otro factor digno de analizar, en el que veremos también ciudadanos participando. Con esto pues, repartir cincuenta mil votos pueden hacerlo, en suma ficticia es lo más fácil, convencerlos será la tarea de todos pues les corresponde a los participantes en las próximas candidaturas y el Instituto Estatal Electoral de Hidalgo, que la participación ciudadana rebase las expectativas, que la sociedad atienda la actividad cívica en las urnas y lo haga con respeto.

Categorias
Espejeando Huasteca
advertisment