Espejeando Huasteca

Espejeando.

Un acuerdo de verdadera trascendencia social, económica, política y educativa, sería que los cuatro diputados locales unieran esfuerzos en un objetivo común: Mejorar la calidad en el servicio de telecomunicaciones, mediante las gestiones adecuadas al más alto nivel.

Pues no hay día que cualquier municipio quede prácticamente incomunicado por la mala calidad del sistema de telecomunicaciones de la principal compañía telefónica, entre otras de mucho menor cobertura. Y es que hoy en día cuando falla la comunicación telefónica, es el equivalente a cuando se crecían los ríos y no había puentes, con la gran diferencia que tampoco existía una dinámica social y económica como la de hoy en día.

Hoy solo bastan unas horas de incomunicación para que el sistema bancario colapse totalmente, afectando miles de actividades de toda índole que dependen del flujo de dinero en efectivo y demás transferencias electrónicas, y no se diga de los servicios de salud pública, para la consulta de datos y demás intercambio de información, muchas de las veces de necesidad extrema.

Se tienen también las afectaciones al sector educativo, en sus ocho planteles de educación superior y en otras tantas escuelas de los demás niveles, un sector empresarial y de comercio pujante y en constante desarrollo. En fin toda una sociedad habituada y dependiente de las telecomunicaciones que a no dudarlo espera una acción conjunta y comprometida de sus legisladores, más allá de sus colores o discrepancias ideológicas.

De muy atinada ha sido calificada la decisión de la alcaldesa de Atlapexco, al instituir un mes de la cultura con la difusión de vida y obras del escritor Juan Rulfo; con esta determinación, parece que Teresa Flores Nochebuena asume uno de los grandes retos y compromisos que muy pocos alcaldes se atreven. Y es darle espacios de promoción y difusión a la cultura, y vaya que hacerlo con un personaje de la talla de Rulfo, que es referente de calidad y excelente literatura, sin duda será todo un acontecimiento para ese municipio, y bien podría ser el municipio que emprenda una cruzada cultural, claro que para ello requerirá el apoyo decidido de los maestros, para que a su vez difundan e inculquen el gusto por la buena literatura, en un esfuerzo que bien vale la pena, pues hoy en día la ausencia de valores y figuras de influencia cultural positiva, está encaminada a que los alumnos, desde la primaria, ya tengan como referente social aspiracional, artistas desechables, corrientes musicales transculturizantes y personajes enajenantes del mundo delincuencial, acciones todas ellas que minan el tejido social y degradan la convivencia, los valores y el respeto..

 

Categorias
Espejeando Huasteca