Espejeando Huasteca

Espejeando.

No existe en este momento cosa más delicada, que comience a apreciarse el machismo como algo normal, natural. Tampoco existe problema más complejo para una autoridad municipal que una acusación de discriminación por género. En este crucial escenario por el que pasa la administración municipal de Yahualica, que debiera encabezar el presidente constitucional Eustorgio Hernández Morales, quien al tomar protesta levantó  su mano y dijo respetar la Constitución Política y las leyes que emanen de la misma ante el cargo que estaba tomando. Hoy será puesto a prueba.

Los funcionarios municipales de todos los ayuntamientos, normalmente son capacitados por derechos humanos para atender a la sociedad, en estos eventos que a veces parece insignificante para muchos, sobre todo para los alcaldes, que les parecen aburridas las reuniones de este tipo y sus funcionarios allegados. El problema es cuando esas capacitaciones son tan en serio implementadas por sus empleados para solicitar respeto a derechos fundamentales.

Es en este momento de quiebre cuando comenzamos a valorar esas conferencias, reuniones de información tanto de derechos humanos, transparencia. Quizá para el alcalde y sus funcionarios, con el poder de tomar decisiones, tras levantar un teléfono esto les cause risa, al verse reflejados, porque se sienten seguros, es decir arropados con su poder económico, su fuerza de autoridad al contar con un cabildo adquirido y en muchas veces, sordo, mudo y ciego.

Hoy todo indica rebasaron la línea natural, llevan más de veinte empleados despedidos, se trata de una embestida a sus propios operadores políticos en campaña, que tras un triunfo recibieron la oportunidad de laborar en el ayuntamiento y bajo un esquema de jeque huasteco, el alcalde decide quien entra y quien no, pero también quien se mantiene y a quién le llegó la hora de sacarlo. Para eso se instrumentan estrategias, se generan traiciones internas, pues algunos para mantenerse en el trabajo, tiene que hundir a otros de sus compañeros, finalmente si se lo pide el que paga, el que manda. Que es el que tiene el poder.

A veces pisar la dignidad de las personas, llega al límite, lo peor es cuando alguien que creyó en un proyecto, en una campaña triunfadora, nunca entendió ni uno ni otro entre el que manda y el que trabaja, que finalmente tendrán que romper la relación, porque alguien decidió retirar lo más preciado, el sueldo con que se mantiene la familia. Cuando se agravia lo íntimo porque pega en los hijos, la repercusión en este caso parece delicado, porque de comprobarse que hubo discriminación, habrá alguien tras las rejas.

Una mujer embarazada agraviada, pisoteada en su dignidad, es capaz de cualquier cosa, sobre todo defenderse de tantos abusos que ha visto a su paso en el gobierno municipal; en este caso la valiente dama comienza a pelear por el derecho de las mujeres. Refleja que estuvo atenta a las conferencias, que sabe de derechos, y que ha de llevar esto hasta las últimas consecuencias y si saltan otros temas, igual o peores; alguien no la pasará bien.

De todo lo rescatable es que la mujer de comunidad está abriéndose paso, usando la información que se le provee, además más que positivo resulta que las capacitaciones de CEDH y demás dependencias están dando resultado, que no se junten las mujeres molestas o agraviadas, porque júrelo, son mayoría, pero además son más honestas ………… Terminó el conflicto en El Zapote, parece se llegó a un buen acuerdo finalmente gracias al buen oficio que han mostrado los funcionarios municipales, porque la verdad se requiere talento para resolver conflictos y este era una de lo cuales se apreciaba pudiera salirse del cause.

Por otro lado, en transporte se iniciaron los operativos, existe mucho transporte irregular, pero no solo eso, hay infinidad de trabajadores del volante sin una capacitación más la que Dios les dio a entender, sin un sentido de la responsabilidad, del trato al usuario, la seguridad de los mismos y sobre todo de la responsabilidad de cumplir con la ley. El ordenamiento se viene y sin duda veremos grandes conflictos, que deben ser para bien, es decir terminar dentro del entendimiento, que no puede haber cuarenta camionetas para una sola ruta, que estaría sobre saturado y que se perjudican solos.

Categorias
Espejeando Huasteca