Espejeando Huasteca

Espejeando.

En Tezontepec de Aldama, la producción de pescado ha sido la forma más adecuada para instalar proyectos productivos de esa naturaleza, como ha sido en diferentes partes del estado con la trucha y en la huasteca la producción de mojarra viene siendo un éxito comprobado con el proyecto de El Paraje. Instalar cooperativas de producción rural, organizando grupos responsables, consientes de que el gobierno del estado hoy apoya; el problema siempre ha sido mantener la colectividad, por que en todos lados el conflicto siempre ha sido lo que frena los beneficios.

En El Paraje, la siembra de mojarra ayer dio su primer cosecha, mas de 25 mil crías en la presa ya tienen medida para ser un manjar como lo quieran cocinar, sobre todo al estilo huasteco, con hoja de plátano, cebolla, tomate chile y a las brazas, una delicia que pudimos corroborar y que solo está en que la comunidad se proponga a instalar su propia cooperativa en la comercialización, ya sea a granel o directamente con su propio comedor comunitario.

La propuesta del gobernador del estado Omar Fayad Meneses ha sido  tener alimentos, primero, para que la gente tenga para consumir, después para comercializar, si sobra. Resueltos estos temas torales de servicio primario en el ser humano, se avanza de manera directa, temas comprobados de que los proyectos instalados al inicio del gobierno son una realidad única que da frutos.

Un problema histórico de los productores de cítricos ha sido el bajo precio de la comercialización de su naranja, siempre víctimas del coyote o bróker (individuo o institución que organiza transacción), por que aun cuando han llegado las jugueras a San Felipe, Álamo Veracruz o San Luis Potosí, que tendrían la función de respaldar al productor, terminaron cuidando su ganancia y pisoteando a los productores con precios que ellos regulan y que propician al autocompetir con naranja que proviene de Veracruz que tiene el propósito de incrementar la oferta y por consiguiente bajar el precio por tonelada. Esto ocurre en la huasteca potosina y probablemente en la de Orizatlán. El Secretario de Desarrollo Agropecuario Carlos Muñiz Rodríguez, considera que la única forma de sacarlos de la dependencia del precio y de ser cautivos del bróker, es entregarles su legítimo derecho de ser los empresarios directos, para el manejo de su producto y comercialización.

El tema de empoderar campesinos tiene muchos pretextos, todo se puede, el problema no ha sido otra que la falta de poder organizarlos, de poder conjuntar una sociedad que camine dentro de los estándares de la transparencia, con su estructura clara y sus candados, aparte con contralorías externas y por supuesto sus auditorías permanentes. El conflicto, la envidia, la falta de tomar decisiones favorables para todos en un bien común, es quizá algo de lo que mucho se adolece.

Recordemos que alguna vez se instaló en Huautla un sistema de riego por goteo, ni siquiera entró en operaciones porque  ya se habrían llevado los tubos. Deben cambiar de actitud y la forma de pensar para que puedan avanzar, de otra forma se mantendrán enterrados en el atraso. Miles y millones de pesos se han invertido en la huasteca, muchos dirán no es cierto, pero bien que lo saben que la falta de una cultura solidaria, honesta, formal se pierde cuando le ponen usos y costumbres para buscar frenar un avance o afectar a grupos contrarios, eso les ha generado mucho daño.

Carlos Muñiz hizo entrega en la Asociación Ganadera Local el Seguro Catastrófico a 777 productores, se trata de un paliativo por supuesto importante, que viene a aliviar a muchos de los productores que pierden sus cosechas, fue claro el funcionario “se entrega de manera directa, para que no digan que nos lo robamos” el gobernador lo ha instruido que el beneficio sea directo para el beneficiario.

Categorias
Espejeando Huasteca