SLP

Hijos Controladores

Blas Lara Barrón
Se trata de un hijo manipulador, el cual sólo le interesa tener todo lo que se le ocurra y cuando no lo logran, suelen exigir las cosas con amenazas

Los Hijos Controladores son los que toman decisiones, esclavizando con esto a sus padres, lo cual se da en virtud de que esos padres están sujetos a lo que los hijos quieren

 

 

Cuando el amor llega, las vidas de dos personas se unen, proceso que en muchos de los casos viene acompañado de la visita de la cigüeña, quien llega con la bendición que toda pareja espera, y es el arribo de los hijos.

Es conveniente señalar que en la época de nuestros padres, se contaba con cánones de conducta muy restrictivos y apegados a los valores básicos que dirigían el comportamiento de todos los miembros de una familia, de ahí que sólo con una mirada era más que suficiente para calmar los ímpetus hasta del más irreverente, ya que de lo contrario se podría enfrentar a las consecuencias causadas por su desatinado comportamiento, y es por eso que por lo general, los hijos éramos bien portados, trabajadores y con una visión futura clara de lo que se pretendía hacer y hasta donde se quería llegar, lo que traía como resultado una sociedad más controlada por las normas y por ende más segura.

 

Hijos Controladores

 

Desgraciadamente hoy en día, en reiteradas ocasiones se observa en algunos padres o madres quienes cuentan con hijos controladores, viviendo al final de cuentas un Intercambio de roles, lo cual se torna en una relación que afecta el ambiente familiar, esto a causa de Hijos Controladores, quienes son los que toman decisiones, esclavizando con esto a sus padres, lo cual se da en virtud de que esos padres están sujetos a lo que los hijos quieren, lo cual se da en virtud de que sus progenitores suelen ser demasiado permisivos, además de que tienden a cumplir con los requerimientos y capricho de sus hijos, siendo esta la razón que los hace pensar que es normal y que son merecedores de pedir lo que se les antoje.

 

Corregir a tiempo

 

Criar a un Niño Controlador no es saludable, esto en virtud de que esa actitud puede provocar conflicto en la pareja, además de que se trata de un hijo manipulador, el cual sólo le interesa tener todo lo que se le ocurra y cuando no lo logran, suelen exigir las cosas con amenazas, razón por lo cual se requiere corregir al hijo a tiempo, esto para evitar graves problemas futuros, sobre todo cuando se tenga que enfrentar a sus responsabilidades profesionales o al formar su propio hogar, lugares donde no les van a permitir hacer lo que quieran o tomar decisiones por sobre otras personas, por lo que tratándose del trabajo lo pueden perder, al igual que su pareja, mediante la ruptura en su matrimonio.

Por otra parte, tratándose de su vida social, puede presentar conflictos en sus relaciones interpersonales, ya que es muy difícil que siempre sea el centro de una reunión o la última palabra a la hora de tomar decisiones, por lo que terminará siendo desplazado del grupo al cual pertenece.

 

Los padres son responsables

 

Una vez dicho lo anterior, les he de comentar que son los padres responsables de este problema que por descuido les hez provocado a los hijos, de ahí que son los padres los que deben de dar cuenta de detectar esta actitud en sus hijos, una vez detectado el caso por parte de los padres, ahora tocará el turno del psicólogo, quien les ayudará a restablecer tanto los roles familiares como las reglas, las cuales permiten a los padres establecer límites, momento en que los hijos empezarán a reflexionar sobre lo que está pasando, lo cual es elemental para provocar el cambio en su comportamiento.

 

No darles importancia

 

Es conveniente señalar que cuando se imponen límites y reglas familiares, todos sus miembros deben de cumplirlas, empezando con los padres, quienes deben de dar el ejemplo, ya sea con los horarios de los alimentos, aseo, ir a la cama o bien, el hecho que si quiere tener algún beneficio, permiso u objeto, debe de ser como producto de su esfuerzo y no sólo porque se les antojó, y aunque algunos de ellos gritarán y se revolcarán, amenazan con irse de la casa o bien que se van a suicidar, entre otras acciones, no les dé la importancia que no tiene, ya que simplemente tienden a ser amenazas, por lo que cuando los padres los incitan a hacerlo y que agarren sus cosas y se vayan, ahí termina la escena y se cae el telón. De ahí la necesidad de dar todo con medida, así como se da amor a los hijos, también debe de haber restricciones.

 

Síndrome del Hijo Emperador

 

Estas restricciones a las que hago referencia, deben de ser desde la cuna, porque es ahí donde inicia el problema, razón por lo cual los hijos desde corta edad, deben de tener límites claros, ya que aquellos hijos que hacen berrinches cuando no se les da lo que quieren o que tienen esclavizados a sus padres, es probable que cuenten con el Síndrome del Hijo Emperador, quien siente que todo se lo merece, y es que así fue educado y piensa que es su derecho.

 

Consideraciones

 

Para evitar gestar a un Hijo Controlador, es conveniente que desde su corta edad experimenten la frustración, esto con la intención de que comprendan que el mundo requiere de esfuerzo y respeto a los demás, para el caso se requiere de las siguientes consideraciones:

  • Explicar las reglas claras y las razones de las mismas.
  • Ser coherente; mamá y papá deben de tener la misma opinión respecto al problema de conducta de su hijo, además de mostrarse firmes en relación a lo que como padres han decidido.
  • Supervisar las actividades de su hijo para evitar aquellas situaciones que lo lleven a portarse mal.
  • Si se trata de un hijo muy caprichoso, la firmeza por parte de los padres, es la mejor arma en contra de un hijo controlador, ya que si es no, es no y no hay vuelta de hoja.
  • Es imperante durante su desarrollo, dar responsabilidades acordes a su edad como recoger la mesa o ponerla, lavar los trastes, sacar la basura, hacer su cama, depositar la ropa sucia en su lugar, sin importar el género, además de evitar la sobre protección.

 

Psicólogo a tiempo

 

Para finalizar les he de comentar que el principal trabajo a realizar para que el Hijo Controlador supere su problema, es con los padres, mientras que el trabajo con los hijos suele ser más de modelar su conducta, ya que el problema principal radica en los padres y no en sus niños, de ahí la importancia de contar con un especialista de la psicología para enfrentar este problema que puede traer consecuencias devastadoras para quien lo padece, principalmente cuando interaccione en su vida diaria, desde su escuela, trabajo, amistades, hasta su mismo hogar, y si no hacemos las cosas a tiempo, la vida siempre nos cobrará la factura.

Categorias
SLPSuplemento