SLP

Los trastornos psicológicos provocan problemas bucales

Uno de los pacientes que más sufren de problemas bucodentales, son los esquizofrénicos, pacientes que presentan alucinaciones, ideas delirantes, pensamientos desordenados, entre otras anomalías

Blas Lara Barrón

En el campo médico, existe la necesidad de atender a un número importante de pacientes, muchos de ellos de manera interdisciplinaria, es decir que el caso de algunos pacientes deberán de ser atendidos por más de un especialista.  

Tal es el caso de la Psicología, quien conjuga sus trabajos con otras disciplinas médicas, como podría ser la Medicina Bariátrica, es decir, especialistas en Obesidad Mórbida, Cardiología, Dermatología, Gastroenterología y aunque ustedes no lo Crean.

También las especialidades encargadas de la salud bucodental, como cirujano maxilofacial, estomatólogo y todos aquellos que de una manera u otra atienden tu dentadura y encías.

En esta ocasión abordaremos el tema relacionado con los Trastornos Psicológicos y los problemas que puedan presentar en la boca a causa de ellos.

Antes de entrar en materia, he de aclarar que aquellos que sufren de alguna afección psicológica, cuentan con la tendencia de contar con un mayor riesgo de padecer algún tipo de enfermedad bucal, ello relacionado con factores secundarios, como el consumo de medicamentos, falta de autocuidado, trastornos de sueño, trastornos de alimentación, entre otros componentes, que son desencadenados principalmente por algún tipo de afección psicológica, de las cuales les compartiremos algunas en la presente entrega.

Para iniciar hablaremos de la depresión, por ser el trastorno más común, misma que se caracteriza por la pérdida de energía, la anhedonia o pérdida se la percepción del placer por lo que vive, come, toma o convive, falta de concentración, disminución del lívido, además de tener sentimientos de tristeza y desesperación lo que interfiere con la cotidianeidad de quien lo sufre, padecimiento que conlleva a un descuido de su cavidad oral y por ende en su salud bucodental, de ahí que la atención de este tipo de paciente debería ser interdisciplinaria, es decir un especialista en salud bucodental y un psicólogo, ya que de manera aislada, difícilmente el paciente se podría recuperar, sin verse afectada su boca y de igual manera su autoestima, al ver perder sus piezas dentales, todo por haber perdido el interés de mantener una adecuada higiene bucal.

Siguiendo con el tema ahora hablaremos de la ansiedad, síndrome que tiene la tendencia de alterarse en situaciones de aparente peligro, un peligro que en realidad no existe, pero quien lo padece lo siente muy vívido y por estar sujetos a una idea, lo que los mantiene alejados de la realidad, provoca un descuido en su salud bucodental, acto que se agrava con la dependencia al tabaco que algunos de este tipo de paciente sufre.

Al igual que el paciente depresivo, quien sufre de ansiedad presentan un descuido de su boca, lo que les daría como resultados problemas serios bucodentales.

Uno de los pacientes que más sufren de problemas bucodentales, son los esquizofrénicos, pacientes que presentan alucinaciones, ideas delirantes, pensamientos desordenados, entre otras anomalías, por lo que es una persona que no puede valerse fácilmente por sí solo, por lo que requerirá asesoría de por vida y una de los descuidos más comunes es el aseo bucal, con lo que tendrán consecuencias ya comentadas en los dos casos anteriores, aunque este caso en particular, dada su condición, tiende a ser un paciente de alto riesgo.

El siguiente trastorno es el relacionado con la personalidad bipolar, la cual se caracteriza por tener cambios inesperados de humor, que van desde la manía a la depresión y el cambio puede ocurrir de manera drástica. Este tipo de paciente se considera de alto riesgo para desarrollar caries, sufre de xeroxtomía, es decir una sensación subjetiva de resequedad de la boca, misma que puede ser provocada por los medicamentos prescritos por el médico. Aunado a esto, puede sufrir anormalidad para percibir los sabores o bien bruxismo, dicho de otra manera, es el hábito Inconsciente de apretar los dientes que pueden provocar molestias en diferentes partes de la cabeza o el maxilar, razón por lo cual afecta sus dientes por desgaste, además de afectar la articulación del maxilar, inflamación muscular de la zona, desgaste prematuro y fractura de dientes, dolor de cabeza y oídos, trastornos del sueño y desgaste del esmalte dental.

Ya que en el trastorno anterior se mencionó en bruxismo, vamos a entrar en materia, ya que este padecimiento, no es precisamente un problema bucodental aunque afecte la dentadura, sino que se trata de un padecimiento que se relaciona con disfunciones psicopatológicas, cual genera un especie de motor de ansiedad, lo que los hace más proclives a tener crisis de pánico y una mayor sensibilidad frente a situaciones que desencadenan el estrés, además de ser pacientes que en algunos casos presentan síntomas maniacos, lo que agrava el rechinar de manera Inconsciente de los dientes, acción que prevalece estando dormidos.

Para finalizar la presente entrega y aunque hay muchas más, ahora abordaremos el caso de los pacientes que sufren de demencia, cuyo cuadro clínico se caracteriza por presentar pérdida progresiva de la memoria, lo que da como resultado una afección en las funciones cognitivas, mismas que generalmente son provocados por el Alzheimer, demencia vascular, es decir demencia multiinfartos o bien producto de la Demencia del Cuerpo de Lewy, que es un síndrome progresivo y degenerativo del cerebro entre otras afecciones, padecimientos que generalmente van de la mano con trastornos bucodentales, ya que este tipo de pacientes por su estado, no cuentas con la habilidad de mantener su salud bucodental, por lo que requiere asesoría permanente para el caso. Así es que si algún paciente con este tipo de afección se niega a ingerir alimentos o se pega en la cara y aprieta sus manos, es que algo anda muy mal en su boca, por lo que se sugiere ponerlos en  manos de un especialista del área.

En mi Alma Mater, la Universidad Autónoma de Nuevo León, la Psicología es parte del campus médico, razón por lo cual, la carrera cuenta con una duración de 5 años, lo que nos faculta a entender y diferenciar las enfermedades físicas de las mentales, además de que se cuenta con los conocimientos necesarios para realiza trabajos interdisciplinarios, lo cual puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte del paciente. De ahí el tema que nos ocupó en la presente entrega. Un paciente Físicamente sano, es más fácil atender en un consultorio de atención psicológica, ya que una enfermedad bucal o alguna otra, trae consigo otro tipo de enfermedades como las cardiacas, donde a causa de la gingivitis, que es la inflamación de la encía además de presentar sangrados, las bacterias pueden desplazarse al corazón donde podrían provocar endocarditis, que es la Inflamación del revestimiento interno del corazón o arteriosclerosis, que se entiende como arterias obstruidas, las cuales entre otras podrían costarles la vida.

Un trabajo interdisciplinario y la unión de más de una especialidad, puede marcar la diferencia a la hora de atender tu caso.

Así es que si su Psicólogo los deriva al dentista u otra disciplina médica, no se preocupen, porque si lo hace es sencillamente porquese requiere y si su especialista los deriva al Psicólogo, hágale caso, al fin de cuentas los conocimientos y la experiencia del especialista, le dictará el protocolo a seguir.

Categorias
SLPSuplemento