HIDALGO

Por un descuido don Felipe fue mordido por una vibora

A la edad de cinco años perdió su pierna, pero eso no ha sido una limitante para salir adelante.

Yahualica, Hgo.- Felipe ontiveros Céspedes, nativo de la cabecera municipal, ejidatario y quien actualmente tiene 72 años de edad,  toda una vida ha tenido que luchar con tan sólo una pierna, con el apoyo de un bastón, mismo que con el tiempo cambió por las muletas,  es así como tuvo que aprender a sobrevivir y salir adelante.

La historia de Don Fernando se remonta a cuando él tenía tan sólo cinco años, edad en la que fue mordido por una víbora, dice, que ese día nunca lo olvidará, rememorando que se

fue en un pretil de piedra, de donde salió el reptil que le cambió la vida para siempre, y lo tomó desprevenido, ya que dice,  “los niños siempre son descuidados y traviesos”, la lesión se agravó debido a que  no pudo recibir el  tratamiento correspondiente  porque en aquel entonces no existía ningún sanatorio en el lugar,  mucho menos una clínica,  por vivir en una cabecera con alta marginación por los gobiernos.

Asimismo, externó para las cámaras de zunoticia que de  joven conoció a su esposa y formó una familia,   y ha tenido que trabajar en el campo, también en la compra y venta de frijol, maíz, piloncillo, lo que en esos tiempos  se  comercializaba más, y dice con orgullo  “así es como saqué adelante a mis hijos,  jamás permití que mi condición me fuera a hacer un inútil,  las personas que quieren salir adelante siempre buscan la manera”.

Agregó que siempre ha servido a la cumunidad en comiciones con el comisariado y así como sus obligaciones con los delegados como buen habitante de la cumunidad, también comentó que ha tenido el privilegio de asistir a conferencias en la ciudad de México, a tratar  temas que son  para la defensa de la educación y superación personal, al igual dijo que en el transcurso de su vida  tuvo que resignarse a perder su pierna derecha por no haber otro remedio. Actualmente don Felipe se dedica a vender dulces y cacahuetes en la entrada del Museo municipal.

Por Israel San Juan

Categorias
HIDALGOHUASTECA Y SIERRAYahualica
advertisment