Huasteca Sur

Promotoras de IMSS hacen “milagros” para dar atención  

 

  • Con escaso equipamiento tratan de prevenir y atender enfermedades como diabetes e hipertensión.

Con carencias, con escasos medios de transporte y mucha voluntad, los promotores de salud de las comunidades hacen esfuerzos por prevenir muertes maternas, desnutrición en niños pequeños y que las personas diabéticas e hipertensas no sufran complicaciones a raíz de la presión alta, ya que el presupuesto federal da para muy poco.

Al respecto Elsa Arellano Salas, presidenta del grupo de voluntarios, entrevistada durante la entrega de baumanómetros dijo que este tipo de apoyos son muy necesarios, aunque no son suficientes debido a que se carece de mucho material e instrumentos de medición.

Explicó que su labor consiste en ser el primer contacto con los pacientes en las comunidades de los municipios, algunas de ellas muy retiradas y con alta marginación, y de manera empírica y casi artesanal tienen que realizar la revisión de las personas y determinar si se trata de una situación de urgencia o solamente molestias que pueden ser atendidas en consulta médica.

 

Prevención de muerte materna

Señala que uno de los grupos de pacientes a los que deben de mantener en constante revisión es el de las mujeres embarazadas de alto riesgo ya que se les debe vigilar que no padezcan presión alta o lo que se conoce como preclamsia, y a la falta de equipo para medir la presión alta se suma la falta de transporte público para poder transportarse de su comunidad a la cabecera municipal a recibir atención médica.

Por lo cual tienen que depender de los acuerdos que se realizan al interior de las comunidades en donde se designa a una persona como conductor para en caso de que ocurra alguna urgencia con las embarazadas poder bajarlas de inmediato a recibir atención, y en el caso de quienes son casadas de que los esposos estén al pendiente de las fechas.

 

La importancia de una báscula

Otro de los instrumentos que se considera indispensable es la báscula especial para pesar a niños menores de cinco años y detectar cuando padecen bajo peso o desnutrición.

Así mismo indicó que el contar con un glucómetro puede ayudar a saber si existen personas con riesgo o que ya padecen diabetes, ya sea que se les haga la detección a partir de los 19 años a los jóvenes o bien a los menores que padezcan de obesidad, a fin de poder detectar a tiempo y poder implementar medidas preventivas.

 

Trabajar con la caridad y la suerte

“Para poder aplicar medidas preventivas es necesario que podamos contar con ciertos instrumentos de trabajo que no los tenemos, un glucómetro, dos o tres tiene la unidad, y trabaja con 10 localidades, se podría decir que nos los estarían prestando, y ya no hay tiras reactivas, compra tú las tiras, o pídele dinero a la señora, vamos a comprar nuestras tiras reactivas para poder hacer eso, eso sería checarle la glucosa dos veces al año, cuánto nos cuestan las tiras, o si se descompone el glucómetro, ya no podemos checar, ya hasta ahí se paró”.

 

Elsa Arellano Salas, presidenta del grupo de voluntarios de IMSS Prospera

Categorias
Huasteca SurSLPTamazunchale