Huasteca Sur

Puente de San Rafael, caminar sobre el peligro

 

 Vecinos señalan que a pesar de haber solicitado mayor seguridad, aún se escuchan los gritos de las mujeres cuando las atracan

 

 

A fin de mejorar la seguridad en la zona del puente peatonal del barrio San Rafael, personal de alumbrado público llevó a cabo la tarde de ayer la instalación de lámparas que mantendrán iluminado por las noches, sin embargo los vecinos señalan que a pesar de esto los asaltos no han disminuido y aun por las noches se siguen escuchando los gritos de las personas que son víctimas de asaltos por jóvenes que se reúne en el lugar.

El día de ayer se pudo observar a personal de la dirección de alumbrado público que realizaba la instalación de lámparas a lo largo del puente peatonal que conecta a la plazoleta de Guadalupe con el Barrio San Rafael, por el que diariamente transitan cientos de personas, desde estudiantes de las escuelas primaria y secundaria, como amas de casa que acuden a realizar sus compras al mercado y personas que se dirigen a sus centros de trabajo.

Sin embargo señalan algunos vecinos y comerciantes que se encuentran cerca de este cruce, que desde principios de año el lugar se ha vuelto sumamente peligroso después de las 18:00 ya que grupos de jóvenes comienzan a reunirse en el lugar, y las personas tienen miedo de transitar por ahí, sobre todo las mujeres.

Refieren que ya en una ocasión un grupo de vecinos acudieron con la regidora Paulina a entregarle un escrito firmado para que la dirección de seguridad pública municipal realizara vigilancia en la zona de manera permanente, puesto que los atracos se han vuelto algo diario y mantienen en el temor a los vecinos quienes ya han sufrido robos dentro de su propiedad.

Incluso, señala una comerciante que no revela su nombre por miedo a represalias, que le han robado hasta el espejo y el shampoo de su baño que se encuentra afuera, además de herramienta, entre otras cosas que rayan en lo absurdo, por lo que comenta, ya no se puede ni salir a bañar en las tardes por miedo a lo que pueda pasar.

Denuncia que a pesar de que la policía se comprometió a realizar recorridos hasta la media noche, después de las ocho ya no se les ve pasar, y cuando ocurre algún incidente solamente pasan en la patrulla pero no se bajan a revisar en los alrededores, y después se retiran nuevamente dejando indefenso al barrio.

“Todavía en las noches se escuchan los gritos de las personas, de las mujeres que las asaltan, que les arrebatan sus bolsos, pero nosotros mejor no salimos porque es muy peligroso, antes nos dormíamos con la puerta abierta, ahora ya no podemos salir a la calle, si nos falta algo en la noche no podemos ir a Subodega o a cualquier tienda que esté abierta por miedo a que nos vayan a hacer algo”, lamenta la vecina.

Señala que incluso algunos vecinos han optado por poner focos afuera de sus casas para ayudar a iluminar las calles, ya que las lámparas no permanecen prendidas todo el tiempo, y esto lo aprovechan los maleantes para hacer de las suyas “yo me pregunto, dónde están los papás de esos muchachos que ni estudian, ni trabajan, solo andan haciendo cosas malas” lamentó la vecina.

 

El puente de San Rafael se ha convertido en una zona de peligro por las tardes para quienes transitan por ahí

 

Categorias
Huasteca SurSLPTamazunchale