HIDALGO

Rituales por agua y perdón a nuestra Madre Tierra,

Con ritual de nuestros ancestros claman indígenas pidiendo perdón a nombre de los que dañan la tierra, contaminan el agua, afectan la naturaleza.

Xochiatipan, Hgo. Desde las siete de la mañana, en ayunas hasta las doce del medio día, con la participación de al menos quince guías espirituales, el 95 por ciento de vecinos de Pachiquitla, en la media noche de ayer se cumplió con los siete rituales que cerraron en los cerros de Pachiquitla y Veracruz, dentro de los puntos cardinales en la que evocaron al Dios supremo por agua, pidieron perdón para todos por la contaminación del planeta, por quienes dañan el planeta y contaminan las aguas de los ríos del mundo.

 Con al menos setenta sacrificios de pollos y guajolotes, un altar, sumerios, veladoras, danzas de las inditas, sones con música de guitarra y música de viento en el cerro de Coyometepetl, en los límites entre Hidalgo y Veracruz “con quince guías espirituales o curanderos, quienes se repartieron en diferentes cerros de la región, algunos ubicados en el estado de Veracruz otros en Hidalgo (para los rituales no hay geografía) solo la ayuda natural de las posiciones de los cerros”.

En el ritual van las ofrendas de los cuatro puntos cardinales, que se aplican durante siete días y seis noches, ayer se cumplió el séptimo día a las doce de la noche “con la participación de todos y todas las hermanos indígenas de Pachiquitla, se organizan, con convicción, fe, se instaló un altar en lo más alto del cerro, se ofrecieron flores, arreglos manuales de papel, candelabros típicos de la comunidad, tlatepecholes (comida ofrecida en ofrenda), danzas y sones, acompañados de danzantes, las inditas, se ocupó la papatla que es adorno principal del altar, somerio, pencas de plátano, bases de carrizo, velas.

 “Los guías espirituales, en el ritual ellos ofrecen perdón a la madre tierra a nombre del pueblo a nombre de los que dañan el ecosistema, el medio ambiente, de quienes contaminan el agua, se pide perdón, se implora tanto a la madre tierra, es una gran disculpa a la madre tierra, todo se comparte, el agua, la comida”.

Detallaron la gente sube en ayunas al cerro durante los siete días y seis noches durante la mañana, se cumple con un ritual protocolario encabezada por nuestra agente  sabia, los hombres arriba de sesenta años el más joven que es guía espiritual, otros de setenta y cinco otros de ochenta y cinco, son ellos quienes liderean este evento.

 Es el segundo evento practicado como el de Tlalticatla donde participaron Amolo, Ohuatipa, Cruzitla, Tenexhueyac y Pocantla como parte de los siete rituales de día y seis noches.            

 Dice una cuenta en redes sociales que participó “Don José Martín Ana, es el jefe y #guía del ritual #Anotza nos comparte que lleva 61 años de conservar y fortalecer las tradiciones y costumbres espirituales que ha fortalecido el pueblo nahua de Pachiquitla, en Xochiatipan #HuastecaHidalguense. Estas imágenes representan la fuerza de nuestras raíces ancestrales, que aún se conserva en nuestra época, el ritual dura 7 días y 6 noches.

Hoy es el séptimo día y concluye con una ofrenda, danzas, comida, veladoras, arreglos manuales con papatla, papel y flores, se pide perdón por las ofensas hechas a la madre tierra y a Dios, se pide perdón por la contaminación la medio ambiente, se ofrece la sabiduría de los más ancianos para educar a las nuevas generaciones y esta cultura siga perdurando con el cuidado del #AGUA

Se ofrece el canto, el baile, sones de banda de viento y música de cuerda, ante todo «respeto y amor» a la madre tierra, a Dios, y se invoca la llegada de la lluvia a la región para dar continuidad a la vida!.

Por Moisés Medrano

Categorias
HIDALGOHUASTECA Y SIERRAXochiatipan