Enanito, el perrito que comenzó la historia de “Colitas y Rabitos”

Hoy a un año de su fundación, la cantidad de animales que han sido rescatados y albergados se ha multiplicado, lo mismo que la necesidad de ayuda

Ángel Osiris Castillo García

Lo que surgió como la iniciativa de una familia y un grupo de amigos que deseaban hacer algo por los animales que sufren maltrato o que quedan en el abandono, tuvo un primer caso que inspiró a más personas a sumarse a la causa que ya cumple un año, pero la ayuda aunque tenga la mejor de las intenciones, no es sostenible por mucho tiempo ya que cada vez más surgen más casos y se requiere de más recursos para sostener lo que un es ya un albergue.

Marcela Montserrat González, presidente de la agrupación, recordó la historia de “Enanito” un perro mestizo cruza de chihuahua, el cual fue reportado por personas que lo observaron en malas condiciones y señalaban que lo veían sufrir mucho debido a lesiones que presentaba, por lo que a escasos días de haberse conformado decidieron acudir en busca de este animalito.

Narra la doctora que al observarlo pudieron notar que presentaba sarna, además de que caminaba lastimosamente debido a unas lesiones que presentaba en una de sus patas traseras y en el abdomen, por lo que trataron de capturarlo para poder ayudarlo, hablando previamente con la propietaria, quien como en muchos casos de maltrato, se deslindó del perro asegurando no ser la dueña ya que había llegado solo a su casa.

Ante esto “Enanito” fue llevado a la casa de huéspedes La Fortuna en donde actualmente se encuentra el albergue, en donde fue sometido a intervenciones quirúrgicas con apoyo de médicos veterinarios que colaboran con la agrupación, notando que el orificio en la pierna cruzaba de lado a lado.

Tras un largo proceso de recuperación, poco a poco pudo curarse de sus heridas y al mismo tiempo fue retomando la confianza en las personas, por lo que se decidió ponerlo en adopción, para lo cual las personas que acudieron a solicitarlo tuvieron que pasar por minucioso proceso de revisión a fin de garantizar que cumplieran con las condiciones para tenerlo con los cuidados adecuados.

Hoy Enanito vive rodeado de una familia amorosa que a la fecha lo conserva bien cuidado, pero se han sumado decenas de perros y gatos entre otras especies de animales que han sido rescatados por la agrupación y que han incrementado también la necesidad de darles alimento, cuidados médicos, y cubrir otras necesidades.

Resaltó la doctora Montserrat que Colitas y Rabitos no cuenta con ingresos, ya que no cobran por el servicio que realizan, por lo que dependen de las donaciones que reciben pero ya no son suficientes, de ahí que han iniciado una colecta llamada el Croquetón, mismo que concluye el último mes de diciembre.

Relacionados

Apreciaciones

- 7 enero, 2021 0
Ayer por la tarde se llevó a cabo el debate entre los aspirantes del Partido Acción Nacional en la capital…