Francisco Javier Estrada Murguía; primero en inventar la luz artificial

11 años antes de que Édison inventara la bombilla el potosino había creado el arco eléctrico con que realizo la primer iluminación artificial que se conozca

Miguel Ángel Castillo Andrade


El 23 de Agosto de 1868, apenas caída la noche, el patio central de Instituto Científico y Literario, se iluminó artificialmente ante la presencia de autoridades, estudiosos, reporteros y algunas personas vieron encenderse una lámpara de arco que iluminó toda la estancia como si fuese de día.
El artífice de este experimento fue Francisco Javier Estrada Murguía, catedrático apenas ingresado a la planta docente del Instituto Científico y Literario, lo hizo con el prototipo de un motor diseñado y elaborado por él, en el que venía trabajando desde dos o tres años antes.
 
BIOGRAFÍA

Francisco Javier Estrada Murguía es sin duda el Científico potosino más grande y prolífico injustamente el menos conocido en la historia de San Luis Potosí y ni que decir de México y el mundo entero.
Nació en la ciudad de San Luis Potosí el 11 de Febrero de 1838, hijo del Dr. Francisco Javier Estrada Zapara y de Luisa Murguía Mojica.
Francisco Javier Estrada Murguía estudió la primaria en la Escuela Lancasteriana con el Profesor Pedro Vallejo. En el año de 1847 la familia Estrada viajan a la Ciudad de México donde Javier ingresa al colegio de San Ildefonso, regresa a San Luis para continuar sus estudios de Matemáticas y Francés, vuelve a México para ingresar a la Naciente Escuela Nacional Preparatoria corriendo la suerte de ser alumno de Ladislao De la Pascua Martínez en la asignatura de Física.
Con un maestro tan brillante como De la Pascua, Francisco Javier Estrada conoció de la mecánica, hidrodinámica, hidrodinámica, los fluidos, el movimiento de los gases, estática, cinemática, dinámica, electromagnetismo, termodinámica, acústica, Meteorología electroquímica y óptica.
Estrada ingresa a la Escuela Nacional de Medicina a principios de 1858 donde toma el curso de Farmacia regresa a San Luis en 1862, trabajó en algunas boticas hasta que compró Botica de la Cruz, es ahí en la Rebotica de la Cruz (o trastienda si se tratara de un comercio cualquiera), donde nuestro héroe de la física comienza a aplicar sus conocimientos de electromagnetismo, diseñando y elaborando sus primeros inventos.
 
PRIMEROS TRABAJOS
 
En 1865 plantea una de sus primeras aportaciones a la física, producto de 4 años de experimentación e investigación con sistemas de inducción electromagnética que lo hizo llegar a la conclusión de que la electricidad era posible reproducirla indefinidamente. Al siguiente año M.H. Wilde leyó ante la Sociedad Real de Londres en la que exponía teóricamente y demostraba en la práctica el mismo fenómeno descubierto y descrito por Estrada (¿Coincidencia o robo?)
En 1868 vende la botica para ingresar a la planta docente del Instituto Científico y Literario donde de inmediato da muestras de su amplio conocimiento y su magnífica capacidad didáctica amén de su don de gentes. A partir de ese momento también comienzan a aparecer en diarios y revistas especializadas los trabajos, estudios, artículos científicos e inventos de Estrada.
 
LA LUZ ELÉCTRICA


Tras la primera presentación del motor eléctrico productor de luz, algunos empresarios lo utilizaron como atractivo colocando una lámpara de arco en la Calle Hidalgo frente a la ferretería de don Germán Gedovius padre, lo que permitía tener abierto el negocio cuando comenzaba a oscurecer, posteriormente el foco fue puesto en la fábrica de cigarros La Fama, finalmente el Gobernador, pensando en hacer de San Luis la primera ciudad iluminada por luz eléctrica consultó con Estrada quien le hizo ver que para iluminar lo que vendría siendo el primer cuadro de la ciudad se requería de una máquina muy grande y poderosa, cuyo costo resultó imposible costear al Gobierno pero eso no impidió que la luz se utilizara durante algunas horas en la Plaza de Armas durante la serenata de la Banda de música los jueves.
 
PLAGIO DE SU INVENTO
 
El prototipo de Estrada no podía quedar en eso y buscó quien le hiciera una máquina en toda forma, pero no encontró en todo México mano de obra calificada, por lo que encargó, vía correo, a la Casa Breguet en Francia la fabricación de su máquina. A finales de 1868 envió planos y especificaciones a la mencionada empresa pero pasados los meses volvió a enviar durante la segunda mitad el año 1869 los mismos planos y especificaciones para su cotización y orden de trabajo pero nunca recibió respuesta.
 Años más tarde en 1873 durante la Exposición de Viena apareció la máquina diseñada por Francisco Estrada con el nombre de “Dinamo Eléctrico de Grame” con la única diferencia que esta máquina era de eje horizontal y la del potosino lo era vertical.
 
ATAXIA
 
En 1871 le declaran una de esas escasas pero extrañas enfermedades: Ataxia Locomotriz que vino a limitar dolorosamente sus movimientos y la pérdida de la visión que terminó de perder en 1874, no obstante continuó con sus clases en el Instituto Científico. Falleció el 12 de Febrero de 1905, a los 69 años de edad
 
MÁS INVENTOS
Además de la invención de la luz eléctrica, Francisco Javier Estrada Murguía inventó los siguientes productos, Barómetro de Mínima, Termómetro Metálico, Reproducción indefinida de electricidad estática, Instrumento para medir la velocidad de la electricidad, Empleo de rayos solares como potencia motriz, Máquina De Vapor Sin Fuego Empleando Hielo En Sustitución Del Combustible, Nuevo Telégrafo Impresor Potosino, sistemas nuevos de transmisión telegráfica dúplex, Pequeña lámpara de incandescencia, Nuevo manipulador de teclado para el Alfabeto Morse, y otros más.
Referencias: Adrián René Contreras/Salvador Penilla: estudio Biográfico sobre un sabio físico potosino/Salvador Alfaro Muñiz: Vida, obra y mito de Francisco Javier Estrada Murguía/José Francisco Pedraza Montes: Litografía de la ciudad antigua.

Escribe un comentario

4.6 7 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Rolando Chavez

Desgraciadamente en México nunca ha habido apoyo a intelectuales por la corrupción que siempre ha imperando ahí ,pero me reconforta el saber que este personaje fue el primero en inventar la luz, lo demás ya es historia, lo triste es saber cómo en dónde y la manera de ser sepultado, no lo merecía, bueno ya muerto cualquier lugar es bueno pero sus logros ¡¡Nadie jamás se los quita!!

Opinión

Destacadas