Apreciaciones

Tras el decomiso de una unidad de transporte rural hace unos días, la Coalición de Transporte de la Huasteca, ha decidido marcar una postura nuevamente, aunque no ha definido si lo hará con la presencia de los representantes de los municipios como se realizó antes de las elecciones, o se hará solamente con los líderes de la agrupación.

La intención es pedir que se involucren no solamente el nuevo gobierno, sino también los diputados tanto locales como federales, y que se puedan brindar mayores garantías para los transportistas, debido a que quienes son concesionarios o permisionarios son más perseguidos que los propios piratas, se les exprime tanto como es posible, y esto ha derivado en una crisis para este gremio.

Pero también hay que reconocer que uno de los problemas principales es la saturación de permisos en algunas rutas, mientras que en otras se han dejado desamparados a los trabajadores del volante, tal es el caso de los municipios de Axtla de Terrazas y Tampacán, en donde existen muy pocas o de plano son inexistentes las concesiones a pesar de que la demanda del servicio existe.

Mientras que las que están saturadas enfrentan el problema de que el pasaje es insuficiente para poder obtener ingresos, sobre todo con el tema de la pandemia, ya que la suspensión de clases vino a afectar severamente al transporte, y a pesar que se ha podido reactivar en parte, aun no es suficiente para generar un ingreso que permita cubrir todas las necesidades y obligaciones.

De ahí que muchos estén perdiendo sus vehículos que sacaron a crédito en las concesionarias o mediante financieras, ya que no logran pagar las letras que son bastante elevadas y al mismo tiempo sacar para comer, sin duda se requiere de un subsidio que pueda ser proporcionado por el gobierno del estado y federal, para que pueda haber una mayor certeza a los permisionarios y concesionarios que se esfuerzan en cumplir con los costosos y engorros requerimientos del propio gobierno a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

En la colonia Los Naranjos, se vive un conflicto más por el tema de las delimitaciones de los predios que existen, muchos de ellos ocupados desde antes que surgiera la colonia, y otros después pero que aun no cuentan con una certeza sobre su posesión, ya que en algunos casos se trata de predios que se encuentran sobre área federal como es la ribera del río.

Esto ha generado que quienes cuentan con mayor acaparamiento de terrenos busquen extenderse hasta la zona federal, aprovechando precisamente el vacío legal que existe en cuanto a la legitimidad de la posesión, en otros casos se ha utilizado el límite entre colonia y comunidad para condicionar y retirar los servicios proporcionados por el municipio a determinadas familias, sin que hasta el momento haya una resolución justa.

Escribe un comentario

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Opinión

Destacadas