CONSTITUCIÓN POLÍTICA MEXICANA Ley Fundamental y Suprema del país

  • A propósito del 104 aniversario de la promulgación de la Constitución Política Mexicana.

Huejutla, Hgo.- La Revolución Mexicana de 1910, reanudada en 1913, es el antecedente histórico inmediato de la Constitución Política vigente. El referente de la revolución a su vez, fue la permanencia del General Porfirio Díaz Mory en el poder durante el tiempo de 30 años y 8 meses, mediante 7 reelecciones, 6 de ellas consecutivas.

Don Venustiano Carranza Garza, llamado “Barón de Cuatro Ciénegas”, en su carácter de primer jefe del Ejército Constitucionalista, encargado del Poder Ejecutivo, convocó en el mes de diciembre de 1916 al Congreso Constituyente para presentarle un proyecto de reformas a la Constitución promulgada en 1857. Al precitado documento se le hicieron numerosas modificaciones y adiciones para ajustarse a la nueva modalidad del país.

Así, el 5 de febrero de 1917 se promulgó la “Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos” actual, en el “Teatro de la República” de la histórica ciudad de Querétaro, y que conjuntó los ideales revolucionarios del pueblo mexicano y que por su contenido ha sido definida como la primera constitución social del siglo XX en el mundo.

¿Quién fue Venustiano Carranza?

Nació el 29 de diciembre de 1859 en “Cuatro Ciénegas”, Coahuila. Descendiente de una acaudalada familia de hacendados estudio leyes en la Ciudad de México. Se unió pronto al movimiento revolucionario de Francisco Ignacio Madero González, quien le designó el cargo de Ministro de Guerra y Marina. Más tarde fue electo gobernador de su estado. Al saber del asesinato de madero se involucró en la lucha armada contra victoriano Huerta Márquez, “El Chacal”, y fue reconocido como primer jefe del Ejército Constitucionalista, lo cual le permitió asumir la presidencia de la república.

Su gobierno duró solamente tres años, durante los cuales puso en marcha proyectos que habrían de cambiar el rumbo del país. Reorganizó el Despacho de Hacienda y puso orden en la circulación monetaria; repartió casi doscientas mil hectáreas de tierra; reconstruyó los sistemas de comunicación y revitalizó la actividad económica del país. Fue asesinado el 21 de mayo de 1920 en el poblado de Tlaxcalantongo, Puebla.           

México, durante el transcurso de su historia ha tenido diversas constituciones. Algunas han sido centralistas, es decir, que establecen el poder en un solo órgano que controla las decisiones políticas del país; y otras de carácter federalistas, como la actual, que sí  reconoce la soberanía de los estados pero tiene mecanismos de coordinación para los asuntos de la República como un todo.

Antes del año de 1821, cuando se consumó la “gesta de Independencia”, el país no tenía una tradición constitucional, porque durante los casi trescientos años de la dominación española solamente conoció el sistema absolutista que prevalecía en España y en todas sus colonias, consistente en que el poder emanaba de la voluntad del rey, sin consultar la opinión del pueblo ni la de sus representantes. La situación creada por la guerra de la Independencia hizo imposible que continuará subsistiendo el referido sistema, que en la Nueva España (México) todo el poder se centralizaba en la persona del Virrey, quien era el representante del monarca español.

La importancia que para los mexicanos tiene la “Constitución de Cádiz de 1812”, es que fue el antecedente histórico y la fuente de inspiración de las primeras constituciones.

El 22 de octubre de 1814 fue aprobada en Apatzingán, Michoacán, la constitución que se denominó “Decreto Constitucional para la Libertad de América Mexicana”, obra que fue realizada fundamentalmente por la voluntad del patriota José María Morelos y Pavón. A pesar de haber carecido de efectividad, tiene para los mexicanos la gran importancia de haber sido el primer intento serio de los insurgentes para dar una base constitucional al movimiento de Independencia.

En 1820 se intentó restablecer, en lo que todavía era la Nueva España, la constitución de Cádiz, la que por su corte liberal resultaba inaceptable para los peninsulares, pero muy en especial para el alto clero, porque lesionaba sus privilegios, por lo cual se decidieron a romper en definitiva los vínculos que los ligaba con la Madre Patria y por consiguiente a declarar la Independencia, valiéndose para ello de Agustín de Iturbide.

La primera constitución propiamente mexicana es la de 1824, ya que en ella se descarta todo tipo de legislación extranjera y se proclama el ejercicio absoluto de la soberanía y la autodeterminación.

El 30 de diciembre de 1836 se publicó la llamada “Constitución de las Siete Leyes”, que puso fin al sistema federal estableciendo el centralismo y transformando a la república en el estado unitario.

La actual Constitución Política Mexicana incluye una gran parte de los ordenamientos de la de 1857 -que fue una Carta Magna de ideología liberal´-, en especial en lo referente a los derechos humanos, ya como “garantías individuales”. La forma de gobierno continuó siendo republicana, representativa, democrática y federal; se refrendó la división de los poderes en el Ejecutivo, Judicial y Legislativo, si bien éste último dejó de ser unicameral para dividirse en lo que ahora son las cámaras de diputados y senadores.

La también denominada “Carta Magna” contiene los principios y objetivos de la nación. Establece la existencia de órganos de autoridad, sus facultades y limitaciones, así como los derechos de los individuos y las vías para hacerlos efectivos. La integran un total de 136 artículos y 19 transitorios, distribuidos en nueve títulos.

La Constitución Política establece que toda persona tiene derecho a un medio ambiente sano para su desarrollo y bienestar, debiendo el Estado garantizar que se respete a ese derecho. Toda persona debe de tener libre acceso a información plural y oportuna, así como a buscar, recibir y difundir información e ideas de toda índole. De igual manera se prevé la participación pública en materia de desarrollo y planeación, así como medidas de acceso a la justicia por vulneración de los derechos constitucionales.   

Por Salvador Altamirano

Relacionados