Espejeando.

Estuvo en Huejutla el delegado federal de programas Bienestar Abraham Mendoza Zenteno, en un plan de hablar de la vacuna para los adultos mayores, no se habría parado en la región nunca antes para dar a conocer tantas respuestas a los ciudadanos, y de la noche a la mañana surgió previo a un proceso electoral, lo que indudablemente provocó cuestionamientos.

Pero lo más importante es que comenzó a generar voces entre los propios integrantes de Morena que comienzan a considerar una evaluación de casi tres años al frente del programa federal, en el que no ha podido ser un servicio congruente con lo que le exige la Cuarta Transformación. De acuerdo a algunos morenistas, el funcionario ha dejado mucho que desear en cuanto al servicio que ofrece el gobierno federal en beneficio para la gente,  no porque el programa no lo tenga sino por la manera que deciden los programas en cuanto a selección de beneficiarios.

 Abraham Mendoza Zenteno carga en su espalda la cercanía de Gerardo y Damián Sosa Castelán, sus motores de lo que es hoy es innegable que mantiene su esquema operativo en política al interior de Morena considera mantener la “línea” a la que pertenece y la desconfianza vuelve a ser una inquietud ante la próxima designación de candidatos en la que el responsable de los programas federales en Hidalgo, no ha podido desligarse de esa figura.

 No hace ni seis meses que el desastre político orquestado por el hoy detenido, puso a Morena en el lugar que le corresponde, el problema no es la gente que cree en un cambio, que tienen puesto su interés por ver renacer un nuevo Hidalgo; el problema real está en quienes  se han considerado los dueños de la 4 T, los que consideraron que la franquicia del instituto político les pertenecía y que podrían hacer con la militancia, con las decisiones de los candidatos, un grupo particular para manejar a su interés personal a la sociedad.

        Llegado al momento de las decisiones de los que serán los próximos diputados locales y federales, aun sin un pie, ni cabeza, el Grupo Universidad se resiste y sus tentáculos vivos se mueven en pro de que les crean que ahora si van a ayudar, que van por la gente, por el interés de la sociedad y se aprecia el desgarrarse las vestiduras en algo que ya no sienten y que se aprecian huecos; pues la gente abajo en Morena realiza sus propias valoraciones y entienden de líneas de interés que bajan.

Cuestionable el que sus ambiciones y posiciones estratégicas sean confundidas con la necesidad de la gente, que le ha faltado apertura e inclusión en los programas federales, que han olvidado a muchos ciudadanos y que poco han hecho con la estrategia de servir. Casi tres años de los programas federales que de acuerdo a los críticos de Abraham Mendoza, obliga a una exhaustiva evaluación, sin duda válida, finalmente son los ciudadanos los que deben de opinar en torno al avance o freno de la ayuda social que ofrece el gobierno federal …………. En Tlanchinol, concretamente en la localidad de Chipoco, regresa la incertidumbre y muestra el reflejo del abuso de la poderosa empresa Autlán en contra de los propietarios de las tierras en la que se enriquecen algunos y se mantiene pobres a los dueños de la riqueza. Por años las instituciones federales encargados de darles certidumbre legal a los propietarios de las tierras, pero además de proteger que exista igualdad en los tratos con dicha empresa, han sido mediadores a todas luces al servicio de Autlán.

 Pero ni antes ni ahora estas dependencias federales, han podido realizar alguna labor que pudiera parecer la necesaria para que los serranos sean correspondidos, con migajas, arbolitos y demagogia barata ha hecho esta empresa su emporio con la que a nivel internacional se viste su gloria en millones de dólares, la ignorancia de algunos cuantos, la ambición de los mediadores y la rapacidad del emporio internacional por la riqueza natural en México.

El precio del acero que no pierde su valor y que su crecimiento en dólares es interminable, de México se viste el mundo para un rumbo desconocido, la concentración de la riqueza que tiene el suelo del país, está destinada significativamente para que el pueblo no tenga acceso, pero sí para la explotación de otros sin miramiento alguno del daño de las tierras.   

Ni siquiera un precio digno, claro o acorde a su valor, el valor de la riqueza en México está medida en ver quien se lleva todo y a quienes se mantienen en la miseria, dañar el entorno pudiera ser secundario, pudiera a veces no importar, pues si para algunos no importa la dignidad humana, no existe el valor a la gente para este tipo de empresas.  

Relacionados

Espejeando.

- 18 enero, 2021 0
A partir del 18 del presente mes Hidalgo pasará a semáforo rojo; se trata de un esquema muy delicado en…

Espejeando.

- 12 diciembre, 2020 0
Desde el extranjero, donde se lee nuestro periódico digital, pidieron a esta casa editora que aclare ante la opinión pública,…

Espejeando.

- 29 diciembre, 2020 0
En graves aprietos se encuentra Mily Martínez Galindo,  ex alcaldesa de Huazalingo, luego de ser denunciada penalmente ante el Ministerio…

Espejeando.

- 21 enero, 2021 0
Se suspendió el proceso interno en el PRI debido a la pandemia, el semáforo rojo que tiene el estado en…

Espejeando.

- 11 enero, 2021 0
Hoy lunes 11 de enero regresan las clases (a distancia) en Educación Básica, apegándose al calendario oficial del ciclo escolar…