Espejeando.

Casi la mitad de los trabajos actuales van a desaparecer con la automatización, en aproximadamente diez años, parece un vaticinio descabellado, pero no lo es, hay que leer el libro de Andrés Oppenheimer “Sálvese Quien Pueda” para establecer un parámetro específico de los cambios significativos en el mundo en muy corto tiempo, un interesante aspecto a valorar según el estudio de la universidad de Oxford, la innovación tecnológica que está revolucionando el mundo.

Considerar este panorama obliga a repasar nuestro rezago histórico en las zonas más pobres del país, sobre todo la de los pueblos originarios, porque si estamos atrasados en servicios, comunicación, educación y trabajo formal que nunca llegó, en breve esta grieta laboral en la transformación del futuro sino se prepara a los jóvenes pera el nuevo futuro laboral tendremos severos problemas.

Cuando la pandemia recién inició, es algo que quizás nos resistamos a comprenderlo, pero la educación sufrirá cambios inevitablemente, la trasformación en el uso de la tecnología y la innovación rebasará cualquier escenario, tener tecnología en todos los rincones de México, la economía del mundo obligará a la modificación de las formas de educar. Sustituir al docente por inteligencia artificial hoy suena a película de ciencia ficción de los ochentas, pero ¿estanos preparados para la adaptación?

Eso dijimos con lo de la pandemia, nadie está preparado para el cambio en el formato de vida que nos envió a un extremo de locos, mire que ahora el estrés del encierro pareciera no era un tema, hoy lo es en atención psicológica, y veamos por ejemplo el esquema de la docencia, ya se dan clases a distancia, tenemos maestrías y doctorados todo a distancia, con la innovación tecnológica, el empuje de la economía que amenaza con ahorcar a todas las economías del mundo, téngalo por seguro que tarde que temprano esto habrá de venir.  

Se acuerdan que Kodak era el monstro empresarial de las fotos,  154 mil empleos, que luego dejó de existir por la tecnología que vino a innovar a sacar sus fotos en casa, a tenerlos en un almacenamiento interno o externo y hacer sus propias fotografías desde casa,  y podemos hablar de las empresas de películas y sus formatos antiguos que desaparecieron esas famosas tiendas de renta, llegó el CD, despareció, llegó el almacenamiento y siguen caminando las innovaciones.

En otros países ya no hay dinero físico en las economías, puros plásticos de pago en terminales, mientras el mundo cambia las energías también, veamos hay en las comunidades quien solo supo del gas butano y murió sin tener un tanque de gas en casa, porque ha sido siempre el uso de la leña como la energía en casa para la cocción de los alimentos. Que difícil será sin duda si nuestra región no se adapta al futuro en el mundo en el que no estamos segmentados, sus impactos en los cambios son significativos.

Nuestro potencial es la juventud, que se prepara en un nuevo modelo educativo ¿para qué? ¿porqué? Muchas más interrogantes que deben responderse, deben comenzar a ser parte de foros, de esquemas que propongan la nueva inercia de modificación en el esquema del futuro. Latinoamérica sufre cambios en el tema político, pero no en el tecnológico, se hunde en el pasado, las ideas del siglo XX se vienen fomentando y alejan a la sociedad del siglo XXI; en la actualización del nuevo orden, las luchas por la visión en los esquemas de los modelos de los gobiernos futuros; tendrá que ser algo que apreciemos muy pronto.

 Qué raro que hablemos de estos temas desde una zona aún rica en naturaleza, en la que los pueblos originarios reclaman mano de obra, trabajo digno, en el que se terminan los recursos naturales como el agua, se secan los manantiales, se pronostica en la región una tendencia a encaminar hacia la zona de desierto, la tala inmoderada y el pronóstico que en 2027 vendrán las luchas por el control del agua en algunas partes del mundo. La irresponsabilidad mostrada por seres humanos, más allá de los que gobiernan, nos lleva a la corresponsabilidad.

Es decir, lo que se ha creado con los gobiernos que hemos tenido, es culpa de los ciudadanos, de lo que hemos permitido, si el ciudadanos no lo permitiera, no hubiera este momento por el que se pasa en la depredación de la riqueza natural. En nuestra huasteca desconocida en medio de todo ese mundo exterior perverso, aquí aún hay inocencia y pureza como pueblo originario, una sociedad segmentada, marcada por la esperanza de al menos mantener lo que toda la vida han sido y sustentado en su cosmovisión, una lengua que se resiste a morir, el cimiento de una nación prodigiosa, única y emblemática.

Pero los huastecos estamos preparados para resurgir de las cenizas, nada es para siempre, nuestras mentes están preparadas para reparar lo dañado, para reponer el camino, orientar los nuevos escenarios y modificaciones en la vida de los que habitamos una región con riqueza natural, en la que debe comenzara enmendar el rumbo, por el bien de todos y todas. 

Relacionados

Espejeando.

- 21 diciembre, 2020 0
El tema del COVID-19 – aparentemente – dejó de ser un asunto de prioridad para muchas familias e incluso autoridades…

Espejeando.

- 19 febrero, 2021 0
Qué difícil noticia para Villa de Tezontepec tras que luego de estar mal de salud la alcaldesa Patricia Marcela González…

Espejeando.

- 26 diciembre, 2020 0
Duro y tupido le pegaron en redes sociales con comentarios de todo tipo – pero más que nada negativos –…

Espejeando.

- 13 enero, 2021 0
El frio nos hizo presa de aminorar que en las calles se vea gente paseando, estrictamente las necesarias y mitigar…

Espejeando.

- 6 enero, 2021 0
La actuación de ayer por parte de elementos de la Guardia Nacional para desbloquear la carretera México – Tampico, a…