Comales de barro, pieza básica en la cocina huasteca.

Huejutla Hgo. – La palabra comal, proviene del náhuatl comalli, es un utensilio básico de la cocina en México y Centroamérica, comenzó a utilizarse desde la época prehispánica, originalmente era un círculo de barro sin vidiriar, se colocaba sobre tres piedras llamadas tenemostes, en la parte inferior se encontraban las brasas del fuego y servía de intermediario para calentar los alimentos, pero sobre todo para preparar tortillas, por lo que muchos expertos lo consideran como una pieza básica en la historia de la gastronomía mexicana.

En la huasteca hidalguense existe una comunidad dedicada a la fabricación de comales de barro.

En cajones de madera, envueltos en hoja de plátano secas, vendedores provenientes de la comunidad de Acuatempa recorren las comunidades y los municipios para “rancharlos” (venderlos), como lo dice María H. H. Vendedora de comales.

El proceso para hacerlos les lleva una semana, desde conseguir la materia prima, como la compra del barro y la leña para cocerlos, hasta transportarlos, esto hace que el precio ya no sea el mismo que hace algunos años, “Muchos piensan que los comales vienen de Pahuatlán, pero no, los hacemos en Acuatempa, y de ahí los llevamos con cuidado en transporte público a los diferentes municipios” continuó.

“Con el paso del tiempo, el material de los comales fue evolucionando, principalmente porque el barro resulta ser más frágil y difícil de transportar, además de que debe ser curado, por eso la gente ya casi no usa éste tipo de comales prefieren el comal de fierro”.

Finalizó invitando a la ciudadanía para que sigan comprando comales de barro, a precios accesibles, desde cincuenta pesos, hasta los setenta pesos, y con ello apoyar a la economía de las familias de Acuatempa.

Por Lucero Herberth/Zunoticia

Escribe un comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Destacadas