ESPEJEANDO Por Perseo

13:20  es el precio del litro de gas licuado, el impacto de esto ya repercutió en el maíz, la huasteca hidalguense que a través de la historia, veinte años atrás era quien surtía de maíz al valle del mezquital, hoy es el valle del mezquital quien surte a la huasteca, el abandono de nuestras tierras en la región es algo importante de remarcar, si bien habrá mazorcas por la lluvia este año, la producción primaria es cuantificable por que no siempre  cuenta con la tecnificación, que es rudimentaria y en el esquema tradicional.

El impacto en el maíz genera muchas variantes que desarrollan complejidad en la alimentación local, porque mucha gente sigue consumiendo maíz pero de las bodegas locales, la vocación se quedó solo en algunos de manera rudimentaria, no somos autosuficientes para el símbolo más preciado de nuestra esencia como sociedad.

 Por eso queremos saber que hacen las dependencias federales en cuanto a retomar la producción local como una salida inmediata de la autosuficiencia alimentaria, qué tan coordinados veremos las áreas de estos niveles de gobierno y los gobiernos municipales, por una simple razón, la necesidad no tiene colores políticos, tiene solución. Una de estas es conseguir una ruta que les permita al menos conseguir la autosuficiencia alimentaria local, de los básico.

 ¿Dónde están los cenecistas? Que hasta el último periodo del gobierno federal de Enrique Peña les fue muy bien y entregaban proyectos productivos,  de pronto cerraron sus puertas ¿dónde están las organizaciones de los Ortega que aparecieron en campaña vestidas de morado y con una gran lona se anunciaban, ¿desapareció la URESH?, ya todas las organizaciones están a puerta cerrada, líderes solo en campañas., salen a pescar sus intereses y a vestirse del color en el que habrán de operar.

 O será que su lucha ¿resolvió la problemática del campo? Ya no hay por quién luchar que decidieron cerrar sus puertas, es decir ya todos son ricos, salieron de la pobreza, sus gestiones lograron cambiar las formas de producción, son ahora grandes empresarios locales que ya no se necesita la organización social como una necesidad de gestión. ¿O será que se acabó la oportunidad de obtener ganancias en la gestión con el nuevo gobierno federal?

 Pero y ¿Qué hicieron por la gente en tantos años? Por eso hoy que sale Antorcha Campesina contra el gobierno del estado, por supuesto motivada por una revancha política, ¿será porque no los pusieron en la nómina a los líderes? Será ¿porque no los contempló para hacer obra? Se mantuvieron agazapados los antorchistas y salen precisamente en la coyuntura del siguiente proceso electoral a vender su amor.

 Se trata de eso, así llegarán muchas a aparecerse con la idea de que el próximo gobernador les compre sus liderazgos y mantengan la ruta de la administración de la pobreza, porque siempre se han vestido de gestores. Antorcha Campesina es una organización en toda la extensión de la palabra, con adoctrinamiento sobre todo a las comunidades más pobres, ellos saben mover masas y generar terror social. Esta marcha que vimos ayer en Huejutla parece ser el draf de venta en una vitrina, ¿quién quiere tenerlos en su proyecto político?

 Impulsores de una política del pasado, buscando adaptarse a un nuevo escenario en la que la salud es lo que menos importa, siempre estará primero los intereses de los liderazgos que considerar si generan un enfermo o un contagio por estas movilizaciones. Pero el tema central es que llegó el momento de aparecer para que oferten. ¿Será que aun tendrán quien les compre el servicio o ya existe un pacto tras sexenal con alguien? O esta organización con ochenta años de gestión alcanzó los estándares de producción y alimento en la huasteca, es necesario recapitular los que fue y lo que es, abramos a la mesa de análisis ¿qué pasó en ochenta años de la organización social?   

 Arrastrar un camión de 32 toneladas cuesta 16 mil pesos, traerla a la huasteca del valle del mezquital, por otro lado el monopolio industrial del maíz, los grandes pulpos de la agroindustria nacional y extranjeras. Es un buen momento para reflexionar comenzar a analizarnos como sociedad, ahora con jóvenes de la comunidad preparados, educados en universidades locales.

Para reflejarnos tenemos que ir a los anales de la historia post moderna, ejercer una autocrítica sana de lo que fue, pero también de lo que tenemos como gobierno. Es necesario que los propios ciudadanos puedan discernir sobre el contexto en el que se vive en materia de alimentación y autosuficiencia. Veamos que hacen las nuevas dependencias federales, tenemos que analizar qué requiere la huasteca en cuanto al cambio de colores, será Morena la ruta adecuada o alguien más tenga que venir a mostrar políticas públicas efectivas en el campo. Hagamos nuestro análisis.

Escribe un comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Destacadas