Y ASÍ NACIÓ UNA NUEVA RAZA

  • A propósito del próximo 12 de octubre, día mundial de la raza.

Por Salvador Altamirano/Zunoticia

Huejutla, Hgo.- El mestizaje en América fue el resultado de la fusión de indígenas, europeos y negros principalmente, derivado de la conquista y el coloniaje español. Se cree que comenzó cuando los caciques de Tabasco le cedieron a Hernán Cortés, en marzo de 1519, una bella y joven indígena llamada Malinche, y quien posteriormente al convertirse al cristianismo fue bautizada con el nombre de Marina; tuvo del conquistador un hijo al que llamaron Martín Cortés, es considerado erróneamente, el primer resultado de la fusión entre las dos razas.

Al iniciarse la conquista de México, en Cozumel, el magnífico escritor y soldado, Bernal Díaz del Castillo, comentó a Hernán Cortés que había escuchado hablar en su primera expedición de la existencia de ciertos españoles en tierra firme. Preguntaron a los habitantes de la isla a cerca de ellos y les dijeron que tierra adentro “a dos soles de distancia estaban”.

Cortés decide mandar a buscarlos y redacta la siguiente carta: “Señores y hermanos. Aquí en Cozumel, he sabido que estáis en poder de un cacique, detenidos, y os pido por merced que luego os vengáis aquí, a Cozumel, que para ello envió un navío con soldados”.

Regresa solamente un español y Bernal Diaz describe el aspecto físico de este a su llegada a la isla…”era moreno y trasquilado a manera de indio esclavo, y traía un remo al hombro, una cotara vieja colgada y otra atada a la cintura, una manta vieja muy ruin, y un braguero peor con que cubría sus vergüenzas, y traía atada en la manta un bulto que eran hojas muy viejas”.

Cortés y sus soldados no lo identificaron como suyo, al grado que tuvo que preguntar cuál era el español, respondiendo en deficiente castellano que él era Jerónimo de Aguilar, natural de Ecija, que hacía ocho años su navío había encallado en el Arrecife de Alacranes, y solo sobrevivió con otro compatriota llamado Gonzalo Guerrero.

Guerrero, oriundo de Puerto Palos, se negó rotundamente a marchar con los de su raza. A Gerónimo de Aguilar, días antes (después de que recibieran la invitación de Cortés), cuando lo fue a buscar, le dijo: “Hermano Aguilar, yo estoy casado y tengo tres pequeños hijos, y tienenme por cacique y capitán cuando hay guerras. Idos con Dios, que yo tengo labrada la cara y horadadas las orejas. ¿Qué dirán de mi desde que me vean esos españoles ir de esta manera? Y ya veis estos mis hijos cuán bonitos son”.

Jerónimo de Aguilar fue durante la conquista española un estupendo intérprete de Cortés y Gonzalo Guerrero no sólo fue de los primeros en conocer México, sino que lo más sobresaliente fue que habiendo tenido la oportunidad de regresar con sus hermanos de raza, prefirió quedarse con los mayas y fue el primero de que se tiene noticias en procrear la nueva raza, la mestiza, unión de sangre maya y española, a la que defendió incluso contra sus hermanos.

Con todo rigor histórico puede afirmarse que hacia 1512 se inició el mestizaje iberomaya.

REFERENCIA: Extracto de la Enciclopedia de México Desconocido

Escribe un comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Destacadas