Pide FDOMEZ que la justicia abone para conocer paradero de 2 revolucionarios

Por Enedino Hernández/Zunoticia

Huejutla, Hgo. – En conferencia de prensa realizada la mañana de este miércoles 22 de junio, en la zona centro de esta ciudad de Huejutla de Reyes, miembros del Frente Democrático Oriental de México “Emiliano Zapata” (FDOMEZ) piden y detallan que el máximo escaño de justicia en el país se encuentra ante la posibilidad real de abonar al proceso de conocer la suerte y el paradero de los revolucionarios Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya; con lo cual debe de establecer la ruta jurídica y de derechos humanos ante un flagelo que lacera a miles de hogares mexicanos, crear los mecanismos efectivos del juicio y castigo a los responsables materiales e intelectuales de tan abominable crimen.

Matías Flores, representante de la organización campesina independiente en la huasteca, señala que la justicia para que sea efectiva en el caso de Gabriel y Edmundo, pasa inexorablemente por reconocer el cometido de la desaparición forzada como crimen de lesa humanidad y una grave violación a los derechos humanos; la justicia va de la mano de la verdad, de tal manera que, conocer la condición y paradero actual de los revolucionarios significa establecer con certeza dónde se encuentran y en qué calidad.

En la conferencia fue acompañado por Gabriel Martínez, otro de los dirigentes del FDOMEZ; así como por Francisco Antonio Hernández Domínguez, actual Vicepresidente del Comité de Derechos Humanos de las Huastecas y Sierra Oriental (CODHHSO); y demás representantes de las comunidades indígenas.

Subraya que a más de 15 años de cometido el crimen, el verdadero acceso a la justicia representa establecer con determinación los estándares de castigo para un crimen de lesa humanidad, una violación grave a los derechos humanos y pluriofensiva. La SCJN no debe dejar ambigüedades y vacíos jurídicos ante un crimen tan atroz que lacera a más de 100 mil víctimas en el país.

Señala que el caso de los revolucionarios representa un paradigma, en tanto que logra establecer una ruta jurídica, política y de derechos humanos ante el cometido de un crimen de tal magnitud; el fallo de la SCJN no puede permitirse la posibilidad de obrar en contra sentido de lo que significa el Derecho Internacional sobre derechos humanos, hacerlo significaría la revictimización de las víctimas de este atroz flagelo.

Afirma que, en las manos de los magistrados está el proceso de dar certeza de constitucionalidad y jurídica para las víctimas y sus seres queridos; “hoy la trascendencia estriba no sólo en el caso de los revolucionarios, sino que en el fallo respecto a este caso, permite abonar al proceso de lucha de colectivos de familiares de víctimas, de defensores de derechos humanos, personalidades progresistas y organizaciones populares en la exigencia de presentación con vida de todos los detenidos desaparecidos en el país”.

Insiste que la justicia no debe ser superficial, si ésta no contempla en tiempo y forma los mecanismos específicos para establecer el juicio y castigo a los autores materiales e intelectuales, representa un dejo de impunidad para quienes diseñaron una política de terrorismo de Estado y que, a la distancia, las víctimas directas e indirectas se cuantifican en cientos de miles.

“Un verdadero acceso a la justicia precisa el establecimiento de garantías de que no vuelvan a suceder las desapariciones forzadas como política de gobierno, para ello, el fallo debe ser a favor de las víctimas y no dejar ningún resquicio jurídico que represente maniobras evasivas de quienes hoy figuran como los responsables de múltiples crímenes de Estado y de lesa humanidad” dijo.

Matías Flores, expone que la vida de un luchador social, activista político o revolucionario no se puede tasar en términos monetarios, la justicia no puede ser moneda de cambio. La justicia es conocer el paradero de los revolucionarios Gabriel y Edmundo, fijar los mecanismos de reparación integral del daño significa que la cadena de mando que se encargó de ejecutar este crimen de lesa humanidad debe ser presentado ante la justicia.

Señala que la creación de una Comisión Especial de Búsqueda para el caso de ambos revolucionarios es nodal para construir la ruta de la justicia, así como la comparecencia de funcionarios y mandos policíacos militares para establecer el grado de su participación en el cometido de este crimen.

“La justicia no tiene nada que ver con el sentimiento de venganza ni el resentimiento social, el derecho si es imparcial pondera la gravedad del crimen y su naturaleza para determinar el juicio y castigo de quien o quienes resulten responsables de los actos antijurídicos que además laceran a la humanidad” agregaron.

Las vacilaciones jurídicas abren la pauta para escamotear la justicia, proceso que las víctimas y el movimiento popular atestiguamos por más de 15 años. Hoy la realidad de exacerbación de violencia en el país exige la ponderación del derecho para preservar el bien colectivo por encima de la impunidad que encubrió a los perpetradores durante las administraciones panista y priista.

Concluyen “la justicia que llega a retazos no abona a resarcir el daño causado al pueblo trabajador, por ello; las familias de víctimas y el conjunto del movimiento popular mantenemos la atención fija en la determinación de la SCJN, otorgamos el voto de confianza de que será a favor de las víctimas y especificará, en tiempo y forma, todos los elementos jurídico procesales para conocer el paradero de las víctimas y la verdad sobre el cometido de un crimen de esta naturaleza”.

Escribe un comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Destacadas